Arzobispo de Lima publica su primera carta pastoral

Monseñor Carlos Castillo anuncia importantes cambios en la Iglesia Católica de Lima como la inclusión cultural, la migración y la situación de la mujer.

Monseñor Castillo es arzobispo de Lima desde 2019.
Monseñor Castillo es arzobispo de Lima desde 2019.

Tras cumplirse un año desde que tomó posesión como arzobispo de Lima, Monseñor Carlos Castillo publicó su primera carta pastoral anunciando importantes cambios en la Iglesia Católica de Lima

El documento titulado: “En el camino de la ‘conversión pastoral’ para la conversión social, humana y ecológica de nuestra ciudad” es el fruto de un largo proceso de escucha que se efectuó en una histórica Asamblea Sinodal en enero 2020, y que reunió a más de 800 representantes de las parroquias de Lima.

PUEDES VER Miércoles de Ceniza: ¿En qué consiste el simbolismo católico y cuál su relación con la Semana Santa?

La carta pastoral escrita por Monseñor Castillo es un mensaje dirigido a todas las generaciones, incluyendo “creyentes y no creyentes”, trazando así el camino pastoral que la Iglesia de Lima realizará en los próximos años, e introduciendo una serie de “orientaciones abiertas” con el fin de “construir una Iglesia que nace en diálogo con el mundo”.

“Era necesario que escucháramos las observaciones de los católicos limeños sobre su Iglesia en relación a los problemas vividos por todos – comenta el Arzobispo de Lima en su carta pastoral – retomando la actitud de Jesús: leer los signos de estos tiempos para aprender a decir una palabra oportuna y acertada, y dar un testimonio justo y adecuado, anunciando una esperanza razonable y alentando al espíritu nuevo que se suscita en la sociedad profundizándolo con la inspiración del Espíritu de Jesús”.

PUEDES VER La Iglesia católica de México alza su voz de protesta contra los feminicidios [FOTOS]

Las grandes temáticas que aborda esta carta pastoral son: la inclusión cultural, migrantes y prevención de la salud; la situación carcelaria; la mujer en la Iglesia; la infancia y vida; la formación de los sacerdotes y laicos; y el sincero afrontamiento ante graves delitos dentro de la Iglesia.

Puedes acceder y leer el documento completo en la página web del Arzobispado de Lima.