Lazy loaded image

Detienen al presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ucayali

Operativo anticorrupción fue encabezado por la fiscal suprema Bersabeth Revilla, quien con ayuda de la PNP logró la captura de los presuntos integrantes de una organización criminal.

César Romero
18 Feb 2020 | 12:23 h

Tras varios meses de investigación, con apoyo de la Policía Nacional, la fiscal suprema Bersabeth Revilla logró detener al presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Ucayali, Luis Alberto Jara Ramírez por graves actos de corrupción, cobro de cupos, en el desempeño de sus funciones.

Jara Ramírez dirigía una organización ilícita, bautizada como “Los Patrones de Ucayali”, que cobraba cupos a los trabajadores del Ministerio Público y a los abogados que querían trabajar en las fiscalías de Pucallpa y alrededores.

PUEDES VER Pucallpa: intervienen a presunto líder de la banda criminal “Los Patrones de Ucayali”

Se sospecha que también cobraba dinero por archivar denuncias y arreglas las investigaciones en curso. La investigación partió de las denuncias de sus víctimas y se han realizado diligencias de video vigilancia e interceptaciones telefónicas.

Lazy loaded component

La fiscal suprema Revilla dirige el operativo en Lima y Pucallpa. Además, de la detención de Jara Ramírez se ha procedido a intervenir su oficina y viviendas en Ucayali y Lima.

PUEDES VER Bisso revela cómo reclutaron falsos aportes para campaña de Keiko Fujimori

Las denuncias se presentaron en el desarrollo del Concurso de Méritos al interior de la fiscalía de Ucayali, en la que se ofertaban los cargos a cambio del pago de grandes sumas de dinero.

Detenidos y funciones de la red

Entre los intervenidos figuran además Jinna Priscilia Panduro (asistente), Maylen Lane Tenazoa Ruiz (asistente), Anita Aliaga Tafur (asistente) y Juan Carlos Astete (Fiscal Adjunto). Todos, también miembros de la Junta de Fiscales Superiores.

PUEDES VER Piden 8 años de cárcel para fiscal Sáenz Loayza

Durante el operativo se lograron incautar equipos celulares, documentos pertinentes para la investigación fiscal, USB, laptops, impresoras y computadoras.

La dinámica de la organización criminal consistía también en otorgar puestos de trabajo para sus cómplices. Personas seleccionadas aprovechaban las convocatorias del Ministerio Público para pedir un monto determinado: para el de asistente administrativo pedían 5 mil soles; para el de asistente de función fiscal la suma ascendía a 10 mil soles, entre otros.

La magnitud del caso es similar a la de Los Cuellos Blancos del Puerto debido a la cantidad de implicados y el modus operandi de la organización criminal.