Lazy loaded image

‘Eteco’ evade citación fiscal y se va en bote por el Amazonas hacia Colombia

La gran jugada. Después de su atropellada salida del país, interpuso un hábeas corpus contra fiscales y policías porque supuestamente las autoridades amenazan con detenerlo y cambió de domicilio de Tocache a una mansión en Florida, Estados Unidos.

Doris Aguirre
16 Feb 2020 | 7:14 h

Enterado de que el fiscal especializado en Crimen Organizado, Álvaro Rodas Farro, abrió investigación en su contra junto a su primo, el exalcalde provincial de Tocache David Bazán Arévalo, el empresario aeronáutico Miguel Arévalo Ramírez, más conocido familiarmente como ‘Eteco’, abandonó el país de una manera poco convencional.

A fines de agosto del 2019, el fiscal Rodas, por intermedio del fiscal de Tocache, Edward Clares Perca, solicitó ubicar a ‘Eteco’, cuya dirección era en ese momento el jirón Tocache 335, en la localidad de la misma denominación. Recién en octubre, Clares comunicó a Rodas que nadie conocía a Miguel Arévalo Ramírez, ‘Eteco’, lo que resultaba sorprendente porque no solo se trataba de un personaje público sino que también numerosos familiares suyos residen en el lugar.

PUEDES VER Rennan Espinoza: Congresistas no necesitan resguardo policial

El fiscal Edward Clares es investigado por la Oficina de Control Interno del Ministerio Público, debido a que escuchas telefónicas interceptadas por la Policía Antidrogas detectaron que mantenía contactos con el exalcalde David Bazán, cómplice de la misma organización de ‘Eteco’. Miguel Arévalo es un “ilustre” tocachino, por lo que la versión del fiscal Clares de que nadie lo conocía resultaba absurda, por decir lo menos.

El intocable

Así que el 29 de noviembre del 2019, el fiscal Álvaro Rodas dispuso que el Grupo Especial de Inteligencia Orión, a cargo del comandante PNP Walter Pajuelo Lozano, se desplazara hasta Tocache para que ubicara y entregara la notificación a ‘Eteco’.

Cuando el 3 de diciembre los agentes llegaron al jirón Tocache 335 –la dirección que ‘Eteco’ había consignado al Reniec–, los agentes del grupo Orión no lograron encontrar a nadie en la casa.

PUEDES VER Fiscal Martín Salas sobre Odebrecht: “Me interesa primero tener a la serpiente”

La Policía estableció que el inmueble era de propiedad de Pura Fonseca del Águila, suegra de ‘Eteco’.

En ese momento se presentó un mototaxista preguntando a los policías a quién buscaban. Se trataba de John Cárdenas Díaz, hijo de Laura Díaz Fonseca, la media hermana de la esposa de ‘Eteco’, Magda Ruiz Fonseca. Por cierto, John Cárdenas había cumplido 15 años de cárcel por narcotráfico: había sido detenido junto a sus tíos, hermanos de la cónyuge de ‘Eteco’, cuando preparaban media tonelada de cocaína en Chiclayo para despacharla al extranjero, en 2003.

Ni la fiscalía ni la Policía sabían que ‘Eteco’, una vez que se enteró que lo estaban buscando para entregarle la citación, preparó una aparatosa salida.

Maniobra judicial

De acuerdo con fuentes policiales, de Tocache salió hacia Tarapoto, de esta localidad se dirigió a Yurimaguas, y de esta ciudad a Iquitos, y el 5 de diciembre se presentó al control fronterizo de Santa Rosa, en la triple con Leticia (Colombia) y Tabatinga (Brasil). Así consta en el reporte de su movimiento migratorio, documento que, por cierto, también señala que Miguel Arévalo Ramírez usó su pasaporte estadounidense (número 565789861). La última vez que había usado dicho documento fue cuando ingresó al Perú, el 21 de noviembre del 2019, procedente de El Salvador.

PUEDES VER Zeballos sobre cuestionamientos a ministra Vilca: “Todos tienen derecho a rehabilitarse”

Para las fuentes, es muy probable que cuando el equipo del Grupo Especial de Inteligencia Orión llegó a Tocache, ‘Eteco’ se encontraba en esa localidad, y una vez que los policías se retiraron, se dirigió con destino a Loreto para salir del país por la frontera con Colombia.

Cuando ya había abandonado el Perú, el 23 de diciembre, el abogado de Miguel Arévalo Ramírez, Juan Alejandría Castro, interpuso un hábeas corpus contra el coordinador de la Fiscalía de Crimen Organizado, Jorge Chávez Cotrina; el fiscal del caso, Álvaro Rodas Farro; y el jefe del Grupo Especial de Inteligencia Orión, comandante PNP Walter Pajuelo Lozano. ¿El motivo? Porque supuestamente era víctima de acoso, lo que afectaba gozar de su plena libertad. Sin duda alguna, el hábeas corpus confirmaba que ‘Eteco’ dejó el país para sortear la citación del fiscal Rodas, quien le ha abierto una investigación por presuntamente encabezar una organización criminal dedicada al narcotráfico.

El mismo día, el juez de investigación preparatoria de Tarapoto, César Méndez Calderón, admitió a trámite el hábeas corpus, pero hasta el momento no se lo ha concedido.

Siete días después, el 30 de diciembre, el mismo magistrado César Méndez requirió al fiscal especializado en Crimen Organizado, Álvaro Rodas, copias certificadas del “proceso en el cual se encuentra inmerso el beneficiario Miguel Arévalo Ramírez por amenaza a su derecho constitucional a la libertad personal por vulnerar el derecho al debido proceso”.

Mansión en Miami

El fiscal Rodas cumplió con proporcionar toda la documentación requerida por el juez Méndez, pero al mismo tiempo apeló la decisión del magistrado a darle trámite al hábeas corpus de ‘Eteco’.

PUEDES VER Acción Popular y APP piden al JNE acelerar entrega de resultados de elecciones

Se van a cumplir dos meses, y el juez César Méndez hasta el momento no resuelve ni el hábeas corpus ni la apelación del fiscal Rodas. Todas las autoridades saben que ‘Eteco’ no da puntada sin hilo.

En una evidente acción para entorpecer la acción de la justicia, el 25 de enero del 2020, Miguel Arévalo Ramírez renovó la dirección de su Documento Nacional de Identidad (DNI). En esta ocasión consignó como domicilio 349 Coconut Circuit Weston Florida 33326. Se trata de una exclusiva zona residencial del sur de Miami. Según algunas fuentes, está valorizada en más de un millón de dólares.

Señalar como dirección una vivienda en el extranjero evidentemente es con la intención de hacer más difícil el proceso de notificación de un investigado.

Para las fuentes policiales, ‘Eteco’ creyó que el objetivo era detenerlo y encerrarlo, pero lo cierto es que lo que buscaban las autoridades era que se presentara para que respondiera preguntas sobre sus vinculaciones con su primo, el exalcalde de Tocache David Bazán Arévalo, también conocido como ‘Wicapa’. Según las mismas fuentes, hay hasta seis colaboradores eficaces que afirman que ‘Eteco’ y ‘Wicapa’ se dedicarían a actividades del narcotráfico. Estos testigos manifiestan que se dedica presuntamente a dicha labor ilegal desde los años 80, en complicidad con conocidos capos del Huallaga, como Demetrio Chávez Peñaherrera, ‘Vaticano’: Fernando Zevallos Gonzales, ‘Lunarejo’; los hermanos Manuel y Tito López Paredes, entre otros.

PUEDES VER Poder Judicial evaluó pedido de prisión preventiva contra Juan Sotomayor y Víctor Albrecht

El fiscal Rodas también investiga a ‘Eteco’ por su presunta colaboración con los terroristas de Sendero Luminoso en el Huallaga, encabezados por el camarada ‘Artemio’. Tendrá que regresar para responder.

El fiscal que no vio nada

El fiscal Edward Clares Perca respondió que “nadie conocía” a ‘Eteco’ en Tocache, lo que no es cierto.