IMARPE reportó una biomasa de anchoveta que los pescadores no encontraron.
IMARPE reportó una biomasa de anchoveta que los pescadores no encontraron.

Industria pesquera sabía que cifras de IMARPE no eran ciertas [AUDIOS]

Constatación. Audios de conversaciones entre especialistas del Instituto del Mar del Perú y profesionales pesqueros de compañías productoras de harina de pescado, demuestran que estaban enterados de que la cifra de la cuota de extracción de anchoveta había sido “inflada”.

Ángel Páez
03 Feb 2020 | 10:42 h

El Perú es el primer exportador mundial de harina de pescado, y aunque en el último año se registró una leve disminución, las autoridades y la industria pesquera esperaban que en la segunda temporada de extracción que arrancó el 16 de noviembre de 2019, se alcanzaría la extraordinaria cifra de 2.786 millones toneladas, como habían reportado los científicos del Instituto Nacional del Perú. Pero a los pocos días, profesionales de IMARPE y de las empresas pesqueras intercambiaron información sobre la ausencia de anchoveta y sobre la dificultad de alcanzar la cuota de 2.786 millones toneladas de anchoveta.

Los diálogos a los que ha tenido acceso La República, dejan en evidencia que algunas autoridades de IMARPE, muy poco después de iniciada la segunda temporada de pesca de anchoveta, compartieron datos con la industria pesquera sobre la extracción de un alto porcentaje de anchoveta juvenil y no de la especie adulta autorizada.

PUEDES VER: Acusan a funcionarios de IMARPE de haber “inflado” cuota de pesca de anchoveta

La ministra de Producción, Rocío Barrios Alvarado, había recibido anónimamente información en el mismo sentido, pero cuando preguntó al respecto al director científico de IMARPE, Renato Guevara Carrasco, este negó la versión y aseguró que la extracción de anchoveta se cumplía normalmente.

Grabaciones de diálogos entre un servidor de IMARPE con conocimiento directo de los hechos, y un ex compañero de trabajo de dicha institución, Jhon Robles Trujillo, un ingeniero pesquero que ahora labora como analista de Gestión de Pesca de la compañía Exalmar, son evidencias de que desde el principio de la segunda temporada se detectó que las cifras de IMARPE no correspondían a la realidad.

IMARPE reportó que había una biomasa de 8 millones 340 mil toneladas de anchoveta, por lo que las autoridades fijaron en 2 millones 786 mil toneladas la cuota de extracción de dicha especie para la segunda temporada en la zona centro-norte. De los diálogos se desprende que tanto IMARPE como la industria pesquera conocían que no existía la cantidad de anchoveta que se decía.

PUEDES VER: Investigan a 15 servidores de IMARPE por “inflar” cuota de pesca de anchoveta

“¡NO HAY PESCADO!”

Lazy loaded component

En el siguiente fragmento, Jhon Robles menciona la ausencia de anchoveta y que funcionarios y servidores de IMARPE tenían pleno conocimiento:

Robles: “-Nadie pasa de 100 toneladas (de anchoveta) declarado hasta ahorita, 8 de la mañana (del 17 de noviembre). Ayer a esta hora tenía 400, 500 (toneladas). Pero, ayer he cerrado el día con 1,200 (toneladas). Normalmente debo de tener 3,500 (toneladas), 4 lucas (mil). Con esas cantidades, cierro. (...)

Servidor: “-¿Y has hablado con “Chimuelo” (Luis La Cruz Aparco, servidor del Área Funcional de Hidroacústica, Sensoramiento Remoto y Artes de Pesca de IMARPE), donde trabajó Jhon Robles, ¿o no? (...) ¿Le has preguntado a “Chimuelo” dónde está lo que has detectado?”.

Robles: “-Ya le dije: ‘Oe, ‘Chimuelo’, la cagaron. Y me dice: ‘No, está bien’, que esto, que el otro, me dice. Se ha cerrado. Y luego, así le dije: “¿Sabes qué, ‘Chimuelo’, para estas órdenes... Hablé con él ayer. No, el viernes en la noche. Como a las 9 me llamó y le digo: “‘Chimuelo’, hemos tenido una reunión de emergencia”, le digo. Me llamó asustado. (...) Y me dice: ¿En qué han quedado?. Y le digo: ‘Puta, ‘Chimuelo’, ya nos han contado todo. Ahhh, así era la cosa. Por eso no hay anchoveta’, le digo. Ya está . ‘¿Qué cosa te han contado?, me dice. (...) Ya nos han contado (...), le digo. Ya no puedes ocultar el sol con un dedo. (...) ‘¡Puta!’, me dice. Nooo, qué (...) Le digo: ‘Puta, es mejor que te liberes de esa vaina porque ya te están echando la culpa, ah’. (...) Y me dice, y empieza a soltar… Me dice que Ramiro (Castillo Valderrama, director de Investigaciones en Hidroacústica, Saneamiento Remoto y Artes de Pesca) se ha bajado, que a Ramiro lo han apretado, (...) Y le han dicho: ‘Dame un número’. Y dice que el código este de la bitácora. ‘El código ha borrado los ceros’, dice.

Servidor: “-No, ni cagando. Está loco, está cojudo. Me chupo el dedo con esa huevada. El código no puede borrar ceros, huevón.

Robles: “-Sí, pues. ‘El código que va a borrar ceros’, le digo, ‘Chimuelo’.”

Servidor: “-¡Déjate de vainas!”

Robles: “-Con ese cuento para otro”.

Servidor “-Pero, ¿y cómo la bitácora luego de que le han entregado a Pelágicos (Área Funcional de Investigaciones de Recursos Neríticos Pelágicos) tiene todo los ceros?

Robles: “-Yo le digo: “‘Chimuelo’, sincérate, huevón, porque, puta, peor va a ser. Te van a (...) y de alli vas a estar triste’, le digo. Y me ha contado que dice que cuando Ramiro se ha bajado en Marcona, cuando Ramiro se baja en Marcona, llega a Lima, y Renato (Guevara Carrasco, director ejecutivo Científico de IMARPE) le dice: ‘Oye, huevón , ya pues, lanza un número’. Y dice que el “Pelao” ha agarrado... Y yo eso sí estoy como que, eh, eso sí he escuchado al “Pelao” cuando he estado embarcado que le decía que las cosas estaban espectaculares y, esteeeee… ¡Las cosas no estaban así pues, no!”.

PUEDES VER: Audios revelan que se “infló” cuota de pesca de anchoveta

En un segundo diálogo entre ambos personajes, se menciona una vez más que las autoridades estaban informadas de la inexistencia de las 8 millones 340 mil toneladas de biomasa de anchoveta.

“¿QUIERES QUE DIGA LA VERDAD?”

Lazy loaded component

Robles: -“Yo le digo a ‘Chimuelo’ (Luis La Cruz Aparco, del Área de Hidroacústica de IMARPE) y ‘Chimuelo’ me dice: ‘Está dispersa (la anchoveta)’. Ya, está dispersa, ¡qué chucha!. “‘Chimuelo’, no seas pendejo”, le digo: ‘No va a estar disperso más de 8 millones (de toneladas), no seas pendejo”.

Servidor: -“Sí, efectivamente, es cierto, es cierto”. (...)

Robles: -“Puta, huevón, ¡no hay pescado!”.

Servidor: -“Lo que ustedes han hecho está bien. Ha sido peinar, y si no hay pescado, no hay pues”.

Robles: -“Claro, hay que salir a ver, hay que salir a buscar porque si no nos van a decir… Sí, porque sino les van a decir que sí, que ya se conoce eso . Bueno, el ‘Chimuelo’ va a tener que soltar la lengua porque a él le están echando la culpa. A él lo están acusando. Ahora, error no ha habido. Eso no es error, eso es algo premeditado. Claro, eso le dije (...). Es un pendejo, huevón. Ojalá puta que no sé, le digo. Ojalá que te salve la Onda Kelvin, toda la huevada, que caliente, que el pescado no sé de dónde chucha aparezca, pero de verdad no hay, huevón. Ahorita, mañana, puta, yo sé que los vamos a tener a los dueños acá en la oreja diciendo: ‘Oye, dónde está el pescado, huevón’.

Servidor: -“Sí claro, lógico”.

Robles: -¿Dónde está el pescado? Que va a mejorar, va a mejorar. ¿Y qué chucha quieres que le diga? ¿No hay? Puta, se va a alocar, huevón. ¿Cómo que no hay? Si IMARPE está diciendo que hay más de 8 palos (millones). Más de 8. Hay que encontrarlos donde están, huevón. Puta madre, ¿qué quieres que le diga? ‘Que diga la verdad”, le digo a ‘Chimuelo’. ‘No, esa ya es la chamba de ustedes’. ‘Estás, huevón’, le digo. Puta, (....) es así. La vez pasada yo sí había pescado.Por eso decía (...) Pero ahorita no veo ni mierda…”.

“PESCAR LO QUE SE PUEDE”

Lazy loaded component

Un tercer audio registra cuando John Robles le informa al servidor de IMARPE -cuya identidad por razones de seguridad se mantiene en reserva- que Martín Santiváñez Yuffra, “Gordo”, ex empleado del Área Funcional de Acústica del organismo estatal, y actual ingeniero de la pesquera CFG Investment, había recibido información clave sobre lo que estaba sucediendo. Robles leyó el revelador mensaje:

“Me dice (Martín Santiváñez) (leyendo): ‘Jhon, para ti nomás. Hablé con alguien de IMARPE y me dice que la biomasa acústica que habían calculado no llega ni siquiera a 5 (millones de toneladas de anchoveta) y no a 8 (millones de toneladas), como están diciendo’. Y yo le pregunto: ‘¿Oye, Gordo (Martín Santiváñez), ¿quién te ha contado?’ Y me dice: ‘Ese dato viene de una persona bien cercana a (Miguel) Ñiquén (Carranza, Director General de Investigaciones de recursos Pelágicos de IMARPE) y ya en su empresa están viendo que no van a terminar la cuota. Y que la meta es al menos pescar lo que más se puede. Eso es lo que me escribió el Gordo (Santiváñez)”.

Estas grabaciones motivaron a la Procuraduría Pública del Ministerio de la Producción interponer una denuncia penal contra los servidores de IMARPE que resulten responsables de estos hechos. Y todo indica que sectores de la industria pesquera también estaban enterados, pero no se pronunciaron para pedir que se suspendiera la segunda temporada de extracción de anchoveta. Prefirieron el silencio y seguir pescando “peladilla”, como se conoce a la anchoveta juvenil para alcanzar sus metas de producción de harina de pescado.

El dato

Desde noviembre los técnicos de IMARPE y profesionales de las empresas pesqueras compartieron información sobre la ausencia de anchoveta.