Cuando Mario Vargas Llosa conoció a Ezequiel Ataucusi, fundador del Frepap. Composición: Fabrizio Oviedo.
Cuando Mario Vargas Llosa conoció a Ezequiel Ataucusi, fundador del Frepap. Composición: Fabrizio Oviedo.

Cuando Mario Vargas Llosa conoció a Ezequiel Ataucusi, fundador del Frepap

El premio nobel de literatura reveló en su libro ‘El pez en el agua’ que estuvo en una cena en Arequipa con el líder evangélico.

Política LR
29 Ene 2020 | 14:40 h

Conocidos. El premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa, reveló en su libro ‘El pez en el agua’ que conoció a Ezequiel Ataucusi, fundador y líder histórico del Frente Popular Agrícola del Perú (Frepap), partido que actualmente contaría con más de 1 millón de votos válidos a nivel nacional obteniendo el segundo lugar en las elecciones congresales 2020.

En efecto, en un primer momento Vargas Llosa se refirió a Ataucusi como “un hombre humilde” quien fue educado por una secta evangélica ubicada en la sierra central en la ciudad de Tarma.

“...El profeta Ezequiel era el fundador de una nueva religión, los Israelitas del Nuevo Pacto de la Iglesia Universal, surgida en las alturas de los Andes, y con cierta implantación en comunidades campesinas y barrios marginales de las ciudades. Hombre humilde, nacido en el pueblecito de La Unión (Arequipa), educado por una secta evangélica de la sierra central, se había apartado de aquélla luego de tener una revelación en Tarma y fundado la suya propia”, se lee en uno de los fragmentos del libro.

PUEDES VER ONPE: lista de virtuales congresistas de Lima al 98.19 % de las actas procesadas

Asimismo, Vargas Llosa cuenta que al principio de la campaña (en 1990) fue el antropólogo y periodista Juan Ossio quien lo invitó a un almuerzo en su casa donde se encontraba también Ezequiel Ataucusi con quién buscaban una alianza para obtener los votos campesinos de la región.

“Al principio de la campaña, Juan Ossio, que estudiaba como antropólogo a los israelitas y tenía buena relación con ellos, me había invitado a almorzar a su casa con el profeta Ezequiel y con el jefe de sus apóstoles, el hermano Jeremías Ortiz Arcos, pues pensaba que el apoyo de la secta podía ganarnos votos campesinos”, se refirió el nobel.

PUEDES VER Frepap desplaza del tercer lugar a Acción Popular en Lima, al 98.37% según ONPE

Posteriormente, el escritor confesó en su libró que guardó “un divertido recuerdo” de aquella ocasión, pues Ezequiel Ataucusi permaneció “mudo” hasta que éste lo agarró del brazo y le dijo que “lo pondría en el trono”.

“Guardo un divertido recuerdo de ese almuerzo, en el que todo el diálogo conmigo lo sostuvo el hermano Jeremías […] mientras el profeta permanecía mudo y sumido en una suerte de arrobo místico. Sólo a los postres, después de haber comido como un Heliogábalo, volvió a este mundo. Me buscó los ojos y cogiéndome el brazo con sus garras negras, pronunció esta frase definitiva: «Yo lo pondré en el trono, doctor»”, recordó.

PUEDES VER Frepap: Juan Ataucusi acusa a su hermano Jonás de estar “enquistado en la ambición”

Sin embargo, el nobel refirió que pese a interpretar las palabras de Ataucusi como “una promesa de ayuda electoral” y luego de que Juan Ossio y Freddy Cooper (primo y coordinador de campaña de Vargas Llosa) fueron a almorzar a su secta, el líder del Frepap decidió postular él mismo a las elecciones presidencial del 90.

“...Inútil, por lo demás, pues al poco tiempo el profeta Ezequiel decidió ponerse en el trono él mismo, lanzando su candidatura. Aunque en las encuestas jamás había llegado ni siquiera al 1 por ciento, a veces los analistas del Frente especulaban sobre la posibilidad de un descarte del voto campesino hacia el profeta, que desestabilizara el panorama político. Pero ninguno intuyó que la sorpresa vendría del ingeniero Fujimori”, contó el escritor.