EXCEPTO EN LIMA Y CALLAO - Paro de transportistas continúa en todo el Perú LO ÚLTIMO - Mariano González es el nuevo ministro del Interior

Investigan a 15 servidores de IMARPE por “inflar” cuota de pesca de anchoveta

Pertenecen a la Dirección General de Investigaciones de Recursos Pelágicos, la Dirección General de Investigaciones en Hidroacústica, Sensoramiento Remoto y Artes de Pesca; y al Área Funcional de Dinámica de Población y Evaluación de Recursos Pelágicos.

Se presumen que estas personas pretendieron borrar información que acreditaría que IMARPE habría aumentado considerablemente la biomasa de anchoveta. Foto: La República
Se presumen que estas personas pretendieron borrar información que acreditaría que IMARPE habría aumentado considerablemente la biomasa de anchoveta. Foto: La República
Ángel Páez

El Director Ejecutivo Científico del Instituto del Mar del Perú (IMARPE), Renato Guevara Carrasco, y un grupo de funcionarios y profesionales de la misma entidad, serán investigados por presuntamente haber participado en el incremento artificial de la cuota de anchoveta para la segunda temporada de pesca 2019.

El caso está relacionado con la denuncia penal interpuesta por el procurador del Ministerio de Producción, Fernando Vidal Malca, por la supuesta adulteración de datos con el propósito de elevar la extracción de anchoveta.

PUEDES VER Incautan dos toneladas de productos hidrobiológicos

Los servidores de IMARPE que son parte del proceso de definición de la biomasa de anchoveta pertenecen a la Dirección General de Investigaciones de Recursos Pelágicos, y de la Dirección General de Investigaciones en Hidroacústica, Sensoramiento Remoto y Artes de Pesca; así como del Área Funcional de Dinámica de Población y Evaluación de Recursos Pelágicos.

El 16 de noviembre, el Ministerio de la Producción, basándose en los reportes de IMARPE, autorizó la segunda temporada de pesca con una cuota de hasta 2.8 millones de toneladas de anchoveta para la zona centro-norte, considerada una “cifra histórica”.

Pero los pescadores encontraron que más del 90% de la extracción estaba compuesta por anchoveta juvenil o “peladilla”, cuando lo permitido para la extracción es de 10% por ciento de juveniles para evitar la depredación de la especie.

PUEDES VER Ministra de la Producción: “Se ha constatado que se ‘formateó’ una computadora de IMARPE”

Es así que el 14 de enero de este año, la propia titular del sector, Rocío Barrios, dio por terminada la segunda temporada de pesca de anchoveta, luego que un crucero científico de IMARPE -que salió a navegar por su disposición- confirmó que la biomasa de la especie era mucho menor a lo que había establecido la institución en noviembre último.

La esperada “cifra histórica” de extracción de anchoveta que se había anunciado, estuvo muy lejos de alcanzarse.

Hechos congruentes

Después de la cancelación de la segunda temporada de pesca que suponía un importante aumento de la producción industrial de harina de pescado, el jueves 23 de enero se publicó el Decreto de Urgencia 015-2020 que dispuso el fortalecimiento y modernización total de IMARPE, el organismo que aparentemente había fallado en la medición de la biomasa de anchoveta.

Fuentes de Produce confirmaron que la decisión estaba relacionada con el fracaso de la segunda temporada de pesca de anchoveta.

PUEDES VER Ejecutivo reorganiza el Instituto del Mar del Perú

Las especulaciones sobre el origen del yerro en la determinación de la cuota de pesca, exagerada en su dimensión para alentar la extracción masiva de la anchoveta y así aumentar la expectativa de las millonarias exportaciones de harina de pescado, crecieron cuando el viernes 24 de enero el procurador público del Ministerio de Producción, Fernando Vidal, presentó ante la Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Turno del Callao, una denuncia contra el personal que presuntamente infló los datos sobre la disponibilidad de la anchoveta para la pesca.

La denuncia penal sobre presuntos delitos de omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales, también comprende el delito de atentado a la integridad de datos informáticos en agravio del Estado.

Además, según el procurador Vidal, durante una inspección en la sede principal de IMARPE en el Callao, se detectó que profesionales de la institución formatearon o borraron información de una computadora que era usada para recoger información de cruceros de investigación destinados a determinar la dimensión de la biomasa de anchoveta.

PUEDES VER Decreto garantiza independencia y solvencia científica de IMARPE

Objetivos indagatorios

Por el primer caso, además del director ejecutivo científico de IMARPE, Renato Guevara Carrasco -cuyo cargo ya no existe conforme el Decreto de Urgencia 015-2020-, también son parte de la investigación, el director general de Investigaciones de Recursos Pelágicos,

Miguel Ñiquén Carranza; y el director general de Investigaciones en Hidroacústica, Sensoramiento Remoto y Artes de Pesca, Ramiro Castillo Valderrama.

También los profesionales del Área Funcional de Dinámica de Población y Evaluación de Recursos Pelágicos, Erich Díaz Acuña, Pablo Marín Abanto y Enrique Ramos Vásquez.

Y con ellos, Luis La Cruz Aparco, Carlos Valdez Mego, Daniel Grados Paredes y Gustavo Cuadros Caballero, de la Dirección General de Investigaciones en Hidroacústica, Sensoramiento Remoto y Artes de Pesca. Y el coordinador del Área Funcional de Artes de Pesca, Pedro Romaní Matta.

PUEDES VER Ejecutivo reorganiza el Instituto del Mar el Perú y fortalece sus capacidades científicas

Sobre el supuesto borrado de información de una computadora de IMARPE con información sensible sobre la cuota de pesca, se encuentran bajo indagación, el coordinador de la Dirección General de Investigaciones en Hidroacústica, Sensoramiento Remoto y Artes de Pesca; Wuilliam Calderón Vivar, profesional del Área Funcional de Artes de Pesca; y Jaime Atiquipa Ortíz, profesional del Área de Sensoramiento Remoto y Sistema de Información Geográfica.

Las autoridades presumen que estas personas pretendieron borrar información que acreditaría que IMARPE habría aumentado considerablemente la biomasa de anchoveta para la segunda temporada de 2019, para satisfacer las expectativas de algunos sectores de la industria pesquera.

De acuerdo con Globefish, una publicación de Información y Análisis comercial en Pesquerías de la FAO, en el primer semestre de 2019 el Perú incrementó sus exportaciones de harina de pescado en 12 por ciento en relación con un periodo similar en 2018, por lo que la gran industria esperaba alcanzar la “cifra histórica” 2.8 millones de toneladas de anchoveta que había establecido como cuota IMARPE.