El electorado castigó a los partidos involucrados en casos de corrupción