Decreto garantiza independencia y solvencia científica de IMARPE

Una de las razones que estimularon la reorganización de IMARPE fue que la institución reportó para la segunda temporada de pesca una biomasa de hasta 8 millones de toneladas de anchoveta.

Experto Juan Carlos Sueiro resalta los alcances del Decreto de Urgencia que reforma radicalmente el Instituto del Mar del Perú, promoviendo la meritocracia en la selección de sus autoridades y la transparencia de sus actividades.

Ángel Páez
24 Ene 2020 | 2:29 h

Los cambios aprobados mediante el Decreto de Urgencia 015-2020 emitido por el Poder Ejecutivo, ayudarán a garantizar la independencia y solvencia científica del Instituto del Mar Peruano (IMARPE), y ofrece una oportunidad para fortalecer el rol y funciones de la institución mediante la meritocracia como eje principal, señaló el director de Pesquerías de Oceana Perú, Juan Carlos Sueiro.

Oceana Perú es una organización que se dedica a proteger y restaurar los océanos, y busca que las autoridades adopten medidas para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

PUEDES VER: Ejecutivo reorganiza el Instituto del Mar el Perú y fortalece sus capacidades científicas

Sueiro destacó que el Ejecutivo decidiera que en adelante el presidente de IMARPE ya no será obligatoriamente un almirante en retiro y que el cargo lo asumirá un profesional seleccionado mediante concurso público. Los dos directores científicos que serán parte del directorio, también serán designados por concurso dirigido por el organismo Servir. Recordó que esa fue una recomendación que formalizó una auditoría internacional que la FAO aplicó hace cinco años.

“Establecer la meritocracia como eje principal para la carrera pública en IMARPE, mediante la selección del presidente de esta institución en un concurso público de méritos, favorecerá a la institución. Porque prevalecerán las competencias, las aptitudes, el talento, la educación y la trayectoria profesional sobre los criterios políticos que determinan un cargo de confianza”, explicó Juan Carlos Sueiro.

Ya en el 2017, Oceana Perú presentó el Informe “La Transparencia en el Sector Pesquero Peruano”, en el que advertía que a pesar de gran cantidad de información generada por IMARPE, buena parte de esta no se encontraba a disposición del público.

“La reorganización de IMARPE permitirá al sector pesquero peruano estar en la primera línea mundial en materia de transparencia”, dijo Sueiro. El experto de Oceana Perú planteó algunas propuestas en el marco de la reforma organizacional de IMARPE. “Por ejemplo, transparentar la situación de los stocks y métodos de evaluación de IMARPE. Es decir, que los protocolos de evaluación de la situación de los stocks pesqueros y toda la información generada durante las evaluaciones y sus resultados sean de acceso público, oportuno y confiable”, apuntó Sueiro.

PUEDES VER: Martín Vizcarra tras accidente en Villa el Salvador: “Ha sido una tragedia” [VIDEO]

Justamente, una de las razones que estimularon la reorganización de IMARPE, fue que la institución reportó para la segunda temporada de pesca una biomasa de hasta 8 millones de toneladas de anchoveta. Sin embargo, la cifra era mucho menor y el Ministerio de la Producción se vio obligado a suspender la temporada de pesca y a disponer de una auditoría para determinar responsabilidades.

Por eso, Sueiro plantea publicar periódicamente las estadísticas de pesca y que toda la información generada sobre este sector sea disponible de modo abierto, empleando formatos y protocolos que faciliten el análisis y la investigación científica.La gestión de la ministra del Produce, Rocío Barrios, tiene previsto coincidentemente medidas en tal sentido para evitar la filtración de información o el tráfico de influencias en el sector.

PUEDES VER: Fuerza Popular presenta recurso de apelación para que sea excluida del proceso judicial

“Debe publicarse regularmente un registro de las interacciones o coordinaciones de IMARPE con partes interesadas. Transparentar y fortalecer los mecanismos de toma de decisiones, así como institucionalizar los espacios de diálogo y participación en el diseño de las normas, en los que pueden participar diferentes actores del sector privado, la academia, gremios de pescadores, entre otras organizaciones vinculados a cada pesquería”, subrayó Juan Carlos Sueiro.