La campaña política en Cusco llega a los buses y paraderos [FOTOS]

21 Ene 2020 | 13:25 h

En Cusco, las candidatas Cricia Ochoa de Unión Por el Perú (UPP) y Ana Cecilia Lucana del Partido Morado optan por conversar cara a cara con los ciudadanos para hacerles llegar sus propuestas.

La campaña política entra a su recta final. No hay muchas sorpresas. Los candidatos más jóvenes optan por acciones proselitistas que no demanden muchos recursos.

El contacto directo con el ciudadano de a pie es fundamental. Visitan poco los medios de comunicación, tampoco tienen caravanas con banda de músicos y serpentinas.

PUEDES VER: Ana Cecilia Lucana: “Voy a demostrar que con la juventud sí se puede”

Cricia Ochoa de Unión Por el Perú (UPP) y Ana Cecilia Lucana del Partido Morado (N° 4) son dos jóvenes profesionales del derecho que desarrollan una singular campaña en semáforos, buses y mercados.

Cricia, desde muy temprano, aborda buses con la venia del conductor para exponer sus propuestas mientras el carro va en movimiento.

Les pide a los pasajeros que se pongan la mano en el pecho para emitir un voto consciente. Muchos la escuchan, otros la rechazan. Quienes se acercan le preguntan por sus propuestas anticorrupción.

PUEDES VER: En el sur del país, electores aún no saben por quién votar

Ana Cecilia hace lo mismo, pero también toca las puertas para conversar con los ciudadanos. Algunos les abren, otros simplemente la ignoran. Ella y su equipo de campaña, compuesto por familiares y amigos, suelen esperar la luz roja de los semáforos para repartir sus volantes con sus propuestas.

Ana Cecilia Lucana, es cusqueña de 25 años, abogada con experiencia en administración pública. Estudió maestría en Derecho Constitucional. Voluntaria, activista y defensora de los derechos humanos, desde hace más de 8 años viene impulsando proyectos sociales y trabajando por las poblaciones más vulnerables.

Campaña de Ana Cecilia Lucana en el Cusco.

Ana Cecilia Lucana realiza una campaña cercana a la gente, sin mayor presupuesto que el de su convicción y sus fuerzas juveniles para llegar al corazón de las personas. Recorre plazas, mercados, calles, sube a buses al encuentro de la población, difunde las propuestas del Partido Morado de reforma política, lucha contra la corrupción e igualdad de oportunidades.

“Es momento de que una qosqowarmi haga sentir la voz de Cusco en el Parlamento, para que de nuevo nuestra región ocupe el lugar que nunca debió perder en la historia”, puntualizó la joven candidata, quien señala que le moviliza un profundo amor por su tierra.

"Asumí con responsabilidad mi participación política, por eso me he preparado política y académicamente para servir a mi país, conocí las diferentes realidades de mi región y me debo a la gente”, señala la joven candidata de Partido Morado, quien postula con el N° 4.