Magistrado Ramos firmó sentencia que declara constitucional la disolución del Congreso

Fallo del Tribunal Constitucional será publicado en la web de la institución cuando se reciban los votos y fundamentos de Blume, Sardón y Ferrero.

La Republica
Magistrado Carlos Ramos recomendó en su ponencia declarar infundada la demanda de Pedro Olaechea contra el Ejecutivo. Foto: La República.
Política LR

El magistrado del Tribunal Constitucional Carlos Ramos, firmó este jueves la sentencia que legitimó la disolución del Congreso el pasado 30 de setiembre.

El fallo del colegiado del TC determinó, siguiendo la recomendación del mismo Ramos, declarar infundada la demanda competencial que interpuso Pedro Olaechea, en su calidad de presidente de la Comisión Permanente, contra el Ejecutivo.

PUEDES VER Daniel Mora renuncia a la candidatura al Congreso de la República

La República pudo conocer que en los próximos días, los otros magistrados que votaron a favor de esta decisión, rubricarán la sentencia. Estos tribunos son: Eloy Espinosa-Saldaña, Manuel Miranda y la magistrada Marianella Ledesma, presidenta del Tribunal Constitucional.

Asimismo, este diario también conoció que recién cuando se reciban los votos y los fundamentos de los magistrados Ernesto Blume, José Luis Sardón y Augusto Ferrero, que votaron a favor de la demanda de Olaechea, la sentencia final se publicará en la página web del TC.

Pedro Olaechea demandó al Tribunal Constitucional que dirima el supuesto conflicto competencial que el pasado 30 de setiembre se habría dado entre el Congreso y el Ejecutivo a raíz de una cuestión de confianza planteada por Salvador del Solar, entonces presidente del Consejo de Ministros.

Del Solar pidió en su intervención en el Congreso que no se continuara con la elección de los nuevos magistrados del Tribunal Constitucional. Sin embargo, la representación continuó con este proceso.

PUEDES VER Daniel Mora fue denunciado por violencia familiar por su esposa

Solo después de que se eligiera a Gonzalo Ortiz de Zevallos como nuevo integrante del TC, el Pleno del Parlamento votó la cuestión de confianza, y la aprobó casi al mismo tiempo en que el presidente Martín Vizcarra anunciaba la disolución del Congreso.

Estos eventos fueron ponderados por el magistrado Ramos como una denegación material de la confianza pedida por el Ejecutivo. Vale resaltar que el tribuno no utilizó el término de “denegación fáctica” que planteó el Ejecutivo.

En entrevista con La República el pasado 13 de enero, el magistrado Ramos señaló, sobre la confianza otorgada en el Congreso, aunque en los hechos contradicha, que para él “fue elocuente” que se había desairado al Ejecutivo.

“La televisión no puede mentir. Se trató de una negación. Si se habría concedido la cuestión de confianza, se habría paralizado el proceso de nombramiento de magistrados del TC, pero esto persistió. Es decir, considerar que hubo una concesión de la cuestión de confianza, sería en realidad aceptar un fraude a la ley, será una tinterillada”, consideró Ramos.