Magistrado del Tribunal Constitucional Carlos Ramos Nuñez. Foto: La República.
Magistrado del Tribunal Constitucional Carlos Ramos Nuñez. Foto: La República.

Carlos Ramos reitera que disolución del Congreso fue constitucional

El magistrado del Tribunal Constitucional sostuvo que la denegación de la cuestión de confianza fue material y no fáctica. Pleno declaró infundada la demanda competencial en contra del Poder Ejecutivo.

Política LR
14 Ene 2020 | 15:54 h

La mayoría del Pleno del Tribunal Constitucional (TC) declaró infundada la demanda competencial que Pedro Olaechea presentó en contra el Poder Ejecutivo por la disolución del Congreso. El magistrado Carlos Ramos, e integrante de este órgano, fue el ponente.

El tribuno explicó que su ponencia a favor del rechazo de la medida interpuesta por el presidente de la Comisión Permanente, se debe a que el Congreso sí denegó de manera “material” la cuestión de confianza planteada por Salvador del Solar, entonces primer ministro.

PUEDES VER TC declaró infundada demanda competencial contra el Ejecutivo tras cierre del Congreso

“La cuestión de confianza ha sido denegada, no hablemos de una denegación fáctica, sino de una material, elocuente, cierta, real y que todos los peruanos hemos visto. El documento validatorio es del mensaje a la nación, el decreto es posterior. (...) (La disolución del Congreso) fue constitucional”, enfatizó Ramos.

Además indicó que el Poder Ejecutivo, liderado por el mandatario Martín Vizcarra, sí tenía la competencia para el planteamiento de la cuestión de confianza, a pesar que se tratara de un proyecto ley que buscaba modificar la elección de los magistrados del TC.

“Se considera que es una competencia del Poder Ejecutivo hacer uso de la cuestion de confianza cuando esta ha sido denegeada materialmente, elocuentemente, en los hechos, a la vista pública”, agregó.

PUEDES VER Martín Vizcarra sobre cierre del Congreso: “Hoy el TC ha cerrado este capítulo”

Elecciones 2020 se mantienen vigentes

El magistrado Ramos enfatizó en que los comicios extraordinarios para elegir a los nuevos miembros del Congreso continuarán en pie, programadas para el 26 de enero de 2020.

Esta medida fue acordada de manera unánime por el Pleno del TC. El presidente Martín Vizcarra convocó a este proceso electoral luego de anunciar la disolución del Congreso de la República.

“No es un cheque en blanco”

No obstante, el magistrado subrayó que la decisión del TC “no es un cheque en blanco para este gobierno ni para ningún otro”, sino que esta decisión es de “caracter excepcional” al darse en una situación especial en la que ocurrieron los hechos.

Los mimebros del TC publicarán sus votos singules y los argumentos en docuemtnos en un plazo máximo de siete días. Cuatro magistrados rechazaron la demanda competencial y declararon la disolución del Congreso como constitucional. Solo tres votaron a favor.