Hubo poca profundidad en las propuestas

13 Ene 2020 | 5:46 h
La Republica

Por: Samuel Rotta. Director ejecutivo de Proética.

La mención al tema de la corrupción ha sido muy recurrente. No solo porque el segundo bloque fue sobre lucha anticorrupción y justicia; en el primero también, de reforma política, fue muy mencionado el tema. Eso, como marco. Lamentablemente, más allá no se ha ido en términos generales. Ha habido muchos lugares comunes. Ha sido recurrente la eliminación de la inmunidad parlamentaria, sin mayores precisiones técnicas.

Cuando se ha buscado profundizar en los temas con algunas de las preguntas, no se ha logrado poder sacar –de los candidatos y candidatas– propuestas en materia de proyectos de ley. Muy pocos dijeron “hay un proyecto de ley que vamos presentar”. No sé si sea una cuestión de formato. Creo que tiene que ver más bien con un problema de la oferta electoral. Ha habido mucha gente que no ha respondido lo que le preguntaron, menos aún al momento de las repreguntas. Pocos candidatos destacaron. Alberto de Belaunde, por ejemplo, que acaba de ser congresista. Luego, Torres Caro, Arbizu o Daniel Mora, un poco más claros que el resto, pero por la experiencia previa más que por sus propuestas.

Por lo demás, creo que el formato no les favoreció. Alguien que me dejó la impresión contraria fue el candidato de Acción Popular (Luis Roel Alva), que habló de aprobar la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, cuando eso está aprobado desde cuando Kuczynski era presidente.

Lo que queda por delante es trabajar mucho más, con quienes salgan elegidos, en las distintas materias.

Algo a destacar, que me pareció interesante, fue darle voz a la población desde el saque. Esperemos que los siguientes debates sean mejor aprovechados por todos los candidatos.