Ilustración Alejandro Alemán.
Ilustración Alejandro Alemán.

Fiscal presenta 5 confesiones clave para sustentar nuevo pedido de prisión

Acreditación. Entre los casi un centenar de nuevos elementos de convicción presentados por José Domingo Pérez, se incluyen los demoledores testimonios de los empresarios Jorge Yoshiyama, Enrique Gubbins, Dionisio Romero Paoletti, Vito Rodríguez y el extesorero Luis Mejía Lecca.

La República
28 Dic 2019 | 15:07 h

Por: María Elena Hidalgo.

Keiko Fujimori alegó que no asistió a la audiencia judicial del jueves del 26 de diciembre, porque no deseaba “verme sentada ahí escuchando los argumentos repetitivos que la Fiscalía ha vuelto a presentar a pesar de que ya fueron desechados por el Poder Judicial y el Tribunal Constitucional”. La afirmación no es cierta.

Por ejemplo, las manifestaciones de los testigos Jorge Yoshiyama Sasaki y Luis Mejía Lecca, así como de los empresarios Enrique Gubbins Bovet, Dionisio Romero Paoletti y Vito Rodríguez Rodríguez, no fueron parte del primer pedido de prisión preventiva contra la ex candidata presidencial de Fuerza Popular.

PUEDES VER Vicente Zeballos sobre ministra Ana Revilla: “No se le puede evaluar por un exabrupto” [VIDEO]

Las declaraciones de Jorge Yoshiyama -a quien su tío Jaime Yoshiyama Sasaki lo designó para recaudar clandestinamente fondos-, no solo contribuyeron a identificar a una veintena de empresarios que donaron dinero a las campañas presidenciales fujimoristas sin reportarlo a las autoridades. También confirmó que Keiko Fujimori estaba plenamente enterada de que la empresa Odebrecht aportó 1 millón de dólares.

Para la fiscalía la versión de Jorge Yoshiyama encaja perfectamente con el testimonio del extesorero, expersonero y exabogado de Fuerza Popular, Luis Mejía Lecca. Este señaló que no obstante que era el tesorero del partido, la única persona que estaba autorizada para tener acceso a las cuentas era Adriana Tarazona Martínez, una persona de extrema confianza de la excandidata presidencial.

Justamente Jorge Yoshiyama señaló que cuando recaudaba en secreto aportaciones de los empresarios, se lo entregaba en la mano a Adriana Tarazona con conocimiento de Keiko Fujimori.

También es reveladora la identificación por parte de Jorge Yoshiyama de Enrique Gubbins Bovet, sobrino del empresario Juan Rassmuss Echecopar, quien aportó 4 millones 865 mil dólares sin declararlo a las autoridades, y Keiko Fujimori tampoco lo hizo. La lideresa de Fuerza Popular estaba al tanto de todo, según Gubbins, un testigo excepcional del caso: " Sí, conozco (a KeikoFujimori), me la presentó Jaime Yoshiyama en una reunión de 2010 o 2011, donde asistió Juan Rassmuss. Creo que fue en casa de Yoshiyama. (...) Entre 3 y 4 veces me he reunido con los dos (Keiko Fujimori y Jaime Yoshiyama) en la casa de Yoshiyama".

PUEDES VER César Villanueva: Poder Judicial confirma prisión preventiva en su contra

Porque revelan que Keiko Fujimori tenía bajo control los ingresos de dinero en sus campañas presidenciales 2011 y 2016, es que el fiscal Pérez presentó como elementos de convicción los testimonios de estos empresarios para el nuevo requerimiento de prisión preventiva.

Por su parte, Dionisio Romero Paoletti (Credicorp) admitió haber abonado 3 millones 650 mil a la candidata fujimorista, y Vito Rodríguez Rodríguez (Grupo Gloria), 200 mil dólares.

Además, Jorge Yoshiyama informó que miembros del “Club de la Construcción”, se sumaron a las donaciones clandestinas a la excandidata presidencial fujimorista: José Castillo Dibós (Ingenieros Civiles Contratistas y Contratistas Generales, ICCGSA); Manuel Tejeda Moscoso (Obras de Ingeniería, Obrainsa); Ricardo Manrique Daemisch (Super Concreto), Julián Suicho Dextre (San Martín Contratistas Generales) y Federico Aramayo Málaga (Aramsa).

Lo llamativo de esta declaración es que Yoshiyama mencionó que en el mismo grupo se encontraba Jorge Peñaranda Castañeda, cuya Consultora Alpha lavaba dinero de Odebrecht mediante falsos contratos para que la constructora brasileña financiara campañas presidenciales y pagara sobornos a funcionarios públicos.

Para el fiscal Pérez la pista de las donaciones y transferencias de dinero al partido fujimorista pudo encontrarse en los archivos de la organización, pero la documentación fue secuestrada y llevada a la residencia de la consejera de Keiko Fujimori, Ana Herz de Vega. Como ha confesado Luis Mejía Lecca, Herz dispuso que el archivo fuera incinerado, lo que denota claramente una acción de obstrucción a la justicia por parte de una persona que era dirigente de Fuerza Popular y de extrema confianza de la lideresa.

PUEDES VER Graña y Montero desiste en demanda contra el Estado por el Gasoducto Sur Peruano

Testimonio de Salaverry lo dice todo

La declaración del ex presidente del Congreso, Daniel Salaverry, sobre la relación entre Keiko Fujimori y el exfiscal de la Nación, Pedro Chávarry, es otro de los contundentes elementos de convicción del fiscal José Domingo Pérez.

Según Salaverry, Keiko Fujimori le pidió entregar clandestinamente a Chávarry un sobre sin saber su contenido. Se trataba de documentos que el Equipo Especial encontró en casa del ex presidente Pedro Pablo Kuczynski.