Junta de Fiscales deja sin piso a magistrado Juan Carrasco

Postura. Fiscal Juan Arteaga señaló que declaraciones de representante de Crimen Organizado sobre renuncia de contralor es a título personal, y que no son compartidas por la Fiscalía.

Posición. Juan Arteaga no comparte declaraciones de fiscal Juan Carrasco sobre Contraloría.
Posición. Juan Arteaga no comparte declaraciones de fiscal Juan Carrasco sobre Contraloría.

La declaración del fiscal provincial Juan Carrasco Millones exigiendo la renuncia del contralor general Nelson Shack no ha caído nada bien a los integrantes de la Junta de Fiscales Superiores de Lambayeque, en medio de las dificultades que padece dicha institución por la desatención a la homologación de sus sueldos y la falta de peritos.

Como se recuerda, el magistrado pidió la salida del funcionario por el retardo que existe en la emisión de informes de auditoría para acreditar responsabilidades en el caso “Los Temerarios del Crimen”.

PUEDES VER Caso “Temerarios del Crimen” en peligro por culpa de Contraloría

Ante esto, el presidente de la Junta de Fiscales de Lambayeque, Juan Arteaga Vera, marcó distancia y aclaró que las declaraciones del fiscal Juan Carrasco son a título personal y que no obedecen a un pronunciamiento oficial del Ministerio Público de Lambayeque.

“El fiscal provincial (Juan) Carrasco Millones ha hecho expresiones a título personal. La Presidencia de la Junta de Fiscales no ha hecho ningún pronunciamiento respecto a la salida de algún funcionario de la Contraloría, o alguna institución autónoma”, manifestó.

En esa línea, Arteaga señaló que es importante el apoyo de la Contraloría en la emisión de informes de auditoría de obras investigadas por corrupción, los cuales son esenciales para acreditar la comisión de delitos.

También indicó que las limitaciones de la Contraloría en cuanto a los informes de auditoría se deben al precario presupuesto con el que cuentan las instituciones del Estado. Un problema que llegó a comparar con la crítica situación que vive la Fiscalía, por la falta de personal de peritaje.

“Es una necesidad de las fiscalías tener un apoyo más efectivo de la Contraloría, sin embargo, un punto crítico es la falta de presupuesto. Por ejemplo, nosotros no contamos con peritos (contadores o ingenieros) para un trabajo adecuado”, dijo.