César Hildebrandt afirmó que el libro Metamemorias de Alan García es "una falsa colosal". Composición: Fabrizio Oviedo.
César Hildebrandt afirmó que el libro Metamemorias de Alan García es "una falsa colosal". Composición: Fabrizio Oviedo.

César Hildebrandt sobre libro Metamemorias de Alan García: “Es una farsa colosal”

El periodista cuestionó los datos que aparecen en los escritos del fallecido expresidente. Afirmó que existen “errores históricos” y, además, lo calificó de “mentiroso contumaz”.

Política LR
20 Dic 2019 | 13:56 h

El periodista César Hildebrandt criticó los párrafos del libro ‘Metamemorias’ del fallecido expresidente Alan García, y consideró que los datos que se leen en dicho texto son “un desfile de olvidos cuidadosamente planeados” del exmandatario.

“Las Metamemorias de Alan García son un homenaje a la impostura y, en muchos sentidos, una contribución involuntaria a la ciencia psiquiátrica. También son, paradójicamente; un desfile de olvidos cuidadosamente planeados”, afirmó el periodista en su columna semanal en Hildebrandt en sus Trece.

PUEDES VER Alan García sobornó con $25 mil a fiscal que archivó caso El Frontón, según colaborador

De igual manera, Hildebrant señala que existen varias “inverosimilitudes” en el libro de García. Por ejemplo, cuando éste cuenta que se desilusionó de los libros que leyó cuando era niño afirmando que ese fue el motivo por el cuál visitó “muy pocas veces” Rusia.

Seguidamente, el periodista resaltó que García “no dedica ni una sola palabra a la crisis depresiva que sufrió” cuando fue a la clínica (lo cuál era conocido) luego del fallecimiento del histórico líder aprista Víctor Raúl Haya de la Torre.

PUEDES VER Hijo de Nava confirma que Alan García pidió dinero a Barata para campaña de Castañeda

Por otro lado, el director de Hildebrandt en sus Trece cuestionó la postura que tuvo Alan García con Sendero Luminoso, pues el expresidente condenó al grupo senderista en su libro sin recordar que él alguna vez los “alabó”.

“García habla de Sendero y lo condena, pero no recuerda que, lindando con el crimen de estado, alabó la mística senderista a raíz de la muerte y el entierro, en olor de multitud, de la sanguinaria Edith Lagos”, escribió.

PUEDES VER Pinedo sobre García: Mientras no hayan pruebas, lo defenderé hasta mi último suspiro

Hildebrandt también criticó la falta de autocrítica de Alan García sobre la estatización de la banca en su primer gobierno entre 1985 y 1990. Asimismo, aseveró que García se exime en su libro de cualquier responsabilidad por la matanza en los penales.

“Respecto de su primer y apocalíptico gobierno, el cinismo del escritor alcanza alturas celestiales […] La matanza de los penales es otro horror negado. García le atribuye lo de Lurigancho a un oficial borracho de la Guardia Republicana y ninguna responsabilidad asume en relación a la masacre del Frontón”, manifestó.

PUEDES VER Arana sobre García: “En su libro ‘mentimemorias’ no habla de cuánta plata le llegó sola”

Asimismo, César Hildebrant calificó de “mentiroso contumaz” a Alan García pues éste afirma en su libro que reconoció desde su nacimiento a su hijo Federico Danton para evitar otro escándalo de la prensa, cuando lo cierto es que Hildebrandt fue el que dio la noticia.

“Farsa absoluta (lo escrito por García). Quien dio la noticia fue este columnista, algo que la madre del niño me agradeció personalmente. Y lo primero que ocurrió es que recibí el desmentido airado (y consentido) de Jorge del Castillo y los insultos habituales en las redes apristas. Pasaron 72 horas para que García reconociera públicamente al niño que había ocultado durante la campaña del 2006”, aseveró.

PUEDES VER Pedro Cateriano desmiente a Pinedo tras revelarse presunta coima pagada por Alan García

En otro momento, el periodista reprobó la actitud de García en su libro, pues el expresidente mostró “toda inocencia” sobre los policías asesinados en Bagua el 2009. De igual manera, Hildebrant asegura que el exmandatario volvió a mentir sobre sus vínculos con la empresa Odebrecht, así como sus nexos con Nava y Atala para el “negociado” del primer tren eléctrico. “Escribir olvidos. Ese pudo ser un gran título”, finalizó.