Más de la mitad de los peruanos no tiene por quién votar, según muestran los últimos sondeos.
Más de la mitad de los peruanos no tiene por quién votar, según muestran los últimos sondeos.

Candidatos con mucho por hacer ante alta indecisión de los electores

Más de la mitad aún no define voto. A seis semanas de los comicios, la cantidad de indecisos supera de lejos a quienes respaldan a candidatos. Especialistas coinciden en que partidos deben corregir sus estrategias.

David Pereda
17 Dic 2019 | 7:08 h

Los candidatos al Congreso y sus partidos políticos tienen aún mucho por hacer ante la alta indecisión entre los electores, según anotan diversos especialistas al revisar los alcances de las recientes encuestas. Más de la mitad de los peruanos no tiene por quién votar, según muestran los últimos sondeos.

En la encuesta nacional urbano-rural del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), investigación realizada para La República, el 52 % dice que aún no ha decidido por quién votar y un 16 % alega que decidió su voto pero que podría cambiar de opinión. Al preguntarse por qué lista votaría, un 33.2 % no sabe ni precisa y un 21.6 % anularía su voto (en blanco o viciado). El estudio, que consultó a los peruanos del 7 al 10 de diciembre, genera aproximaciones sobre el alcance de diversas opiniones en el país, con márgenes de error de 2,8 puntos (por encima y debajo) en cada resultado.

PUEDES VER General (r) Otto Guibovich denuncia que candidatos estafan con propuestas irrealizables

En la encuesta de Ipsos, un 51 % no expresa ninguna preferencia: un 34 % dice que anularía su voto y el 17 % no precisa. Este estudio, que consultó a la población del 11 al 13 de diciembre, tiene márgenes de error de 2.82 % para cada cifra resultante.

“No debe sorprender el desinterés de la ciudadanía por esta próxima elección. Está intermediada a diciembre. A eso hay que agregar que la desafección de los partidos hace que la gente tarde en decidir”, dice el politólogo Fernando Tuesta, profesor de la Universidad Católica (PUCP) y expresidente de la Comisión de Reforma Política, en el programa “No hay Derecho", del Instituto de Defensa Legal.

PUEDES VER Mijael Garrido Lecca, el periodista de medias verdades que postula por el APRA

No obstante, alega que disminuirán los porcentajes de quienes dicen que no saben por quién votar y de quienes hoy afirman que anularían su voto. "Estos se reducen, se distribuyen más o menos de la misma manera como algunos ya han decidido (por los partidos)", explica.

Para el analista José Carlos Requena, socio de la consultora 50+1 y profesor de la Universidad Esan, resulta llamativo que “pese a la extendida demanda de la población para que disolver el Congreso, ahora no haya gran interés en la elección para reemplazar ese Parlamento”.

PUEDES VER AAR: "FP pese a todo lo que ha ocurrido sigue metido en el top”

Mucho por recorrer

A esto se suma que en esta elección no hay "locomotora". Es decir, no es como en los comicios generales, en que las candidaturas presidenciales impulsaban las parlamentarias.

"Es una elección atípica. No hay 'locomota' y esto incide en el desapego. Los líderes de los partidos, además, no están haciendo campaña con los candidatos congresales de sus partidos. Al parecer, estos líderes no quieren o temen desgastarse electoralmente", dice Requena.

PUEDES VER RMP: "Solo cuatro partidos podrían pasar la valla y eso sería rarísimo”

Para agravar esta situación, muchos partidos no han logrado en sus listas de postulantes ofertas que sean muy atractivas.

"En varios casos, los partidos no muestran expectativa de renovación, sino que han 'reciclado' incluso con integrantes del Congreso disuelto. Y vemos candidatos con antecedentes cuestionables", añade Requena.

PUEDES VER En elecciones 2018, el 51 % de peruanos decidió su voto en la última semana

Para la consultora Giovanna Peñaflor, presidenta de Imasen, los candidatos deben esforzarse más por conectar con la ciudadanía. Esperar el último momento puede jugar en contra.

"Esta incertidumbre y rechazo obedece a temas coyunturales, como la naturaleza atípica de esta elección, y estructurales como la crisis de representación, la distancia entre los partidos y la ciudadanía", sostiene.

“Los partidos están haciendo muy poco. No solo tienen que cambiar formas sino el fondo. La selección de sus listas ha sido muy tradicional. Una segunda oportunidad tienen en el diseño de sus campañas pero parece que aquí también veremos más de lo mismo”, añade.