VIRUELA DEL MONO - Últimas noticias sobre los casos que se reportan en el mundo RETIRO AFP - Todo lo que debes saber sobre la ley firmada ayer por Pedro Castillo

Sonia Guillén Oneeglio: “Los servicios de comunicación tienen que estar al servicio del Estado, no del Gobierno”

Entrevista a la Ministra de Cultura. Arqueóloga sanmarquina y doctora en Antropología Forense.

La Republica
experiencia. Antes de asumir el sector Cultura, Guillén dirigía el Museo de Pueblo Libre. Crédito: Percy Ramírez
Roberto Ochoa

Entrevistamos a la Dra. Guillén casi con un pie en el avión, pues debía realizar un viaje a Japón ya previsto –"el presidente Vizcarra entendió que es un compromiso impostergable", nos dice– para asistir como invitada especial a un congreso internacional de arqueólogos y antropólogos. Al regresar, atenderá los problemas pendientes.

PUEDES VER Región Arequipa eligió construir plaza y no colegio

La renuncia del director del Instituto Nacional de Radio y Televisión del Perú (IRTP) provocó la dimisión de su antecesor. ¿Ya decidió qué hacer para subsanar el impasse?

Todos en el sector Cultura hemos sido afectados por esta situación coyuntural y tenemos que aprender de esta experiencia. Vamos a evaluar los últimos nombramientos, pero el problema no se soluciona con un cambio de personas. IRTP necesita una nueva ley que permita que estos servicios de comunicación estén al servicio del Estado y no del Gobierno de turno. Con un directorio integrado por representantes de universidades y otros gremios.

¿Eso quiere decir que Guzmán se queda y Coya no regresa?

Acabo de asumir el cargo y esos nombramientos están en evaluación.

¿Esa nueva ley para IRTP la verá el próximo Congreso o como Decreto de Emergencia?

Creo que debería ser el próximo Congreso. Este tema debe enfocarse en la institución, no en las personas. Esta nueva ley debe garantizar que los representantes sean de instituciones y que permanezcan en el consejo con plazos, como funciona el BCR o la SBS. Queremos dar estabilidad a la gestión de la comunicación pública.

PUEDES VER Sonia Guillén, la arqueóloga que estudió a la Dama de Cao y juró como ministra de Cultura

Otra papa caliente es el aeropuerto de Chinchero...

Definitivamente tengo una serie de temas de mucha actualidad, de mucha complejidad. Uno de ellos es Chinchero. Aquí el sector Cultura debe enfocarse a la protección del patrimonio. Por ejemplo, este requerimiento de Unesco de una evaluación patrimonial debe realizarse con la participación de profesionales de primer nivel

¿Es un requerimiento o una sugerencia de la Unesco?

Es una sugerencia de Unesco. Si no se ha hecho es porque no está en la normativa. Sin embargo, es algo que se va a atender y ya estamos haciendo las coordinaciones respectivas. Nuestro compromiso es con el patrimonio, en este caso, no solo de Chinchero, sino de todo el impacto en Cusco, Valle Sagrado, Machupicchu. El turismo crece –lo que beneficia al país–, pero que también tiene que tener normas, regulaciones, manejos que protejan estos recursos.

¿Cuando aceptó el cargo conversó con el presidente Vizcarra sobre Chinchero?

Sí y es una decisión de Gobierno de que el aeropuerto en Chinchero va. El asunto es que cada una de las partes en el Gobierno debemos atender nuestras responsabilidades, nuestras competencias y enfocarnos en lo que debemos proteger. Esta evaluación patrimonial será un recurso más, un recursos adecuado para mostrar cuál es el impacto del aeropuerto de Chinchero con respecto a los recursos patrimoniales de Cusco.

PUEDES VER Ley del Cine: Se promulgó decreto de urgencia para el cine peruano

Sé que acaba de asumir pero ¿ya tuvo coordinaciones con el MTC para ver este tema?

Hemos conversado con el ministro y hemos visto que es necesario hacer un estudio contundente y con la solidez profesional, de amplitud, de profundidad, que atienda las expectativas de todos los sectores preocupados por el tema.

En Cusco he sentido cierta resignación, algo así como que “el Lima no quieren nuestro aeropuerto”. Según lo dicho por usted, ¿el aeropuerto sí va?

El tema es que el crecimiento del turismo en nuestro país está enfocado en Cusco. Necesita un mayor aeropuerto. Esa es la demanda. Y hay una definición con esta obra –que no se ha dado en este Gobierno– de hacer este aeropuerto en Chinchero.

Es una demanda que tiene más de treinta años...

Exacto. Es una decisión de Gobierno y nosotros estamos avanzando para que este proyecto se haga realidad con los marcos legales de protección de patrimonio.

Otro tema importante es el inminente derrumbe de Kuélap. Usted es toda una autoridad en las investigaciones de los Chachapoyas. ¿Ya sabe qué hará en Kuélap?

La región Amazonas es un tema muy cercano a mi interés académico, profesional y a mi corazón. Lamentablemente, para decirlo con claridad, la situación actual de Kuélap indica que no hemos estado trabajando su preservación de manera adecuada. Requiere un enfoque estrictamente técnico y profesional. Es un enfoque de las ingenierías, no se va a resolver con técnicas arqueológicas. Los arqueólogos tenemos que trabajar en equipo con los profesionales competentes para resolver este tema. Debemos considerar que el Perú es un país minero. Hay profesionales que manejan situaciones como las de Kuélap. Ya se han propuesto los profesionales que podrían ir a Kuélap y buscar una solución.

Plan Copesco es la entidad responsable del colapso de Kuélap cuando debería ser una bisagra entre el sector Cultura y Turismo. ¿Por qué ambos sectores no comparten los fondos del Plan Copesco?

Todo esto es una evidencia de esperar que la providencia lo resuelva. De crear cosas más complicadas de lo que son y, tal vez, de no llamar a las cosas por su nombre: si lo de Kuélap es un problema de ingenieros, pues debemos llamar a los ingenieros.

Queda poco más de un año para el bicentenario. ¿Cuál es su agenda para el sector?

Está pendiente culminar el documento de Políticas Culturales, la nueva Ley General del Patrimonio, el nuevo Reglamento de Intervenciones Arqueológicas y la Ley del Sistema Nacional Museos. En obras de infraestructura, tenemos al Museo nacional de Arqueología (MUNA), el nuevo Museo Nacional de Historia, el nuevo Archivo General de la Nación y el Centro de Visitantes de Machupicchu. También los museos Amazónico en Iquitos, Wari en Ayacucho y del Folclore en Puno.