El general EP Carlos Mayca fue detenido el último domingo.
El general EP Carlos Mayca fue detenido el último domingo.

Miembros del Ejército hurtaban 500 galones de combustible en cada viaje

Los integrantes de la presunta organización criminal Los capos del diésel habrían robado combustible por casi un valor de 3,5 millones de soles.

Política LR
09 Dic 2019 | 17:28 h

El fiscal superior Omar Tello detalló este lunes que los miembros del Ejército peruano que fueron detenidos en la víspera transportaban en una van 500 galones de combustible que presuntamente robaban de su institución.

En declaraciones para RPP, el representante del Ministerio Público indicó que fue en abril del 2018 cuando detectaron la primera irregularidad en la administración del combustible del Ejército.

PUEDES VER Ministro de Defensa sobre red del Ejército que robó gasolina: “Es un caso aislado”

Según sostuvo, en investigación de inteligencia se descubrió que una van ingresaba a las instalaciones del Cuartel General del Ejército y salía portando galones de combustible para venderlo a terceros.

“La van transportaba en cada uno de sus viajes 500 galones, entonces comenzamos a hacer, a través de estas capturas, y esta investigación a destejer un poco lo que se había generado durante mucho tiempo. Logramos en mayo de este año seis capturas más, de suboficiales y subalternos vinculados a esta red criminal que ya nosotros comenzamos a dimensionar el tamaño que tenía”, expresó.

Agentes de la Polícia y personal del Ministerio Público detuvieron a cuatro generales junto a 17 otros oficiales y subalternos, quienes, según la tesis de la Fiscalía, serían parte de Los capos del diésel, presunta organización criminal dedicada a la sustracción y reventa de combustible del Ejército, por un valor aproximado de 3,5 millones de soles.

PUEDES VER Martín Vizcarra: “Los malos actos de unos pocos no opacarán al Ejército”

Los generales involucrados son Augusto Villarroel Rossi (en retiro), Jaime Llanos Barrón, Carlos Mayca Vásquez y Moisés Chávez Farfán.

“Las capturas que se han realizado el día domingo, así como también los allanamientos, son parte de una investigación que no ha culminado. Esta investigación está a cargo del fiscal provincial Hugo Minaya. Dentro de la teoría que él maneja, como ya se ha expuesto anteriormente, es que el combustible destinado para el uso de los miembros del Ejército era desviado para su venta fuera de él y la obtención de ganancias ilícitas por parte de los mandos”, agregó Tello Rosales.