Mark Vito se instaló frente al penal Anexo de Mujeres de Chorrillos. Foto: John Reyes / La República.

Mark Vito en huelga de hambre: “Me encantaría una hamburguesa extrema”

El empresario asegura que moriría por su esposa Keiko Fujimori y que continuará sin alimentarse hasta que ella salga de prisión preventiva. La lideresa de Fuerza Popular es investigada por presunto lavado de activos.

Política LR
22 Nov 2019 | 11:39 h

Mark Vito Villanella asegura que continuará haciendo huelga de hambre hasta que su esposa Keiko Fujimori salga del penal, a pesar de tener una orden de prisión preventiva que aún acaba en más de cinco meses.

El empresario inició esta protesta desde la noche del miércoles 13 de noviembre frente al Penal de Mujeres Anexo de Chorrillos, donde se encuentra recluida la hija de Alberto Fujimori, al representar un riesgo de obstrucción a la investigación que se le sigue en su contra.

PUEDES VER Mark Vito: “El pitufeo es necesario para que la plata entre al partido” [VIDEO]

Según Vito Villanella, lleva nueve días sin consumir alimentos y solo toma agua. Indica que esta protesta la inició por las “injusticias” en el proceso legal que se sigue en contra de la lideresa de Fuerza Popular. Esta iniciativa se da luego que el Tribunal Constitucional había solicitado las declaraciones de Jorge Yoshiyama, testigo que confesó que Keiko Fujimori conocía de los aportes ilícitos de Odebrecht a su campaña presidencial.

Los antojos de Mark Vito

El esposo de Keiko Fujimori confesó que es difícil continuar su huelga de hambre frente a una fuente de soda y que tiene fuertes antojos, como el de una hamburguesa extrema.

“En este momento me encantaría una Bembos. Y no cualquier hamburguesa, me encantaría una hamburguesa extrema. Pero todo este sufrimiento tiene sentido para que la gente sea consciente de la injusticia que sufre mi esposa”, declaró Mark Vito en entrevista con el diario Trome.

Vito Villanella sostuvo también que e encuentra tomando agua pero que tiene la lengua y los labios secos, además que tiene dolor en la zona lumbar, en los riñones. “En Chorrillos, el día es caluroso y en la noche hace mucho frío, es difícil”, dijo.

Enfatizó en que no es un “show” su huelga de hambre, sino que él está en su derecho de protestar. Explicó que para que se retire de la esquina que ha tomado, con su carpa desde hace más de una semana, Keiko Fujimori debe salir el libertad.

“Quiero dos cosas: que los abusos y show de parte del Ministerio Público paren. Dos, quiero que los magistrados del Tribunal Constitucional dejen de lado las presiones mediáticas. De ser así, Keiko va a salir. El juez supremo número uno es Dios. Para que yo me vaya de aquí, necesito que Keiko salga de esa puerta (señala el penal Santa Mónica de Chorrillos), me dé un abrazo y me diga que vamos a ir a casa para estar con nuestras hijas. Yo tengo fe”, señaló.

PUEDES VER Mark Vito sobre sus hijas: “Prefiero que sean doctoras, la política es mucho sacrificio”

“Yo moriría por Keiko”

Mark Vito reiteró que seguirá “hasta las últimas consecuencias” en su huelga de hambre a pesar que esto pueda significar que su salud se vea gravemente perjudicada.

“Yo voy a seguir aquí hasta las últimas consecuencias. Yo moriría por Keiko... (¿Y no piensas en tus hijas?) Lo más importante es que su mamá esté libre. (...) ¿Más que morir por ella? No sé qué más pueda ofrecer”, mencionó.

El empresario sostuvo que ha aprovechado “sus vacaciones” para hacer su huelga de hambre y ahora indica que si fuera necesario sobrepasar el mes, firmará otra vez para que en la empresa le den permiso de continuar con su protesta.

Las declaraciones en el video fueron difundidas por Latina el pasado domingo el 17 de noviembre, luego de cuatro días de iniciada la huelga de hambre:

Mark Vito: “El pitufeo es necesario”

Por otro lado, Mark Vito reiteró al diario local que los millonaros aportes de empresarios a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en el 2011 no es “dinero ilícito” y que confirman lo que Jaime Yoshiyama informó hace meses.

Días antes, cuando se reveló la confesión del presidente de Credicorp Dionisio Romero, sostuvo que “el pitufeo” era “necesario” para que el dinero entre al partido Fuerza Popular.

“Si la plata es lícita, en el peor caso sería una falta administrativa y, además, si hay pitufeo es necesaria para que la plata entre al partido. Mi entender es que la plata que fue entregado a Jaime (Yoshiyama) fue entregado a Jorge, luego al partido y fue registrado en la ONPE bajo diferentes nombres. En el peor caso es una simulación de aportes que no está tipificado en el Código Penal”, manifestó Vito a Latina el último martes.

Keiko Fujimori se encuentra recluida en el Penal de Anexo de Mujeres de Chorrillos desde el 31 de octubre de 2018 al ser sindicada por la Fiscalía como la presunta cabecilla de una organización criminal que lava dinero ilícito bajo la fachada del partido Fuerza Popular. Mark Vito también es involucrado en el caso por haber utilizado su empresa para ejecutar el presunto delito.