"El mismo pueblo por el que dijeron gobernar sale a las calles y lo repudia. Igual pasó con Fujimori en Perú", dijo el exlegislador. Composición: Fabrizio Oviedo / La República.
"El mismo pueblo por el que dijeron gobernar sale a las calles y lo repudia. Igual pasó con Fujimori en Perú", dijo el exlegislador. Composición: Fabrizio Oviedo / La República.

Sheput compara renuncia de Evo Morales con la de Alberto Fujimori en el 2000

Exlegislador y ahora candidato al Congreso para las elecciones del 2020 sostuvo que “repudio” de la ciudadanía boliviana contra Evo Morales “igual pasó con Fujimori en Perú”.

Política LR
10 Nov 2019 | 20:12 h

El disuelto excongresista de Contigo Juan Sheput comparó este domingo la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia con la dimisión de Alberto Fujimori en el año 2000.

En su página oficial de Facebook, el exlegislador manifestó que “la caída de Evo Morales” representaba “un mensaje para todos los déspotas”.

PUEDES VER Mendoza sobre renuncia de Evo Morales: “La comunidad internacional debe apoyar una salida democrática”

“El mismo pueblo por el que dijeron gobernar sale a las calles y lo repudia. Igual pasó con Fujimori en Perú, de inmensamente popular pasó a odiado. Es el final de todos los que se zurran en las reglas y la Constitución”, señaló Juan Sheput en un breve mensaje.

A través de su Twitter, el ahora candidato al Congreso en las elecciones 2020 expresó su parecer en torno al caso de Evo Morales en Bolivia. En limpio, señaló Sheput, de la renuncia del líder del Movimiento al Socialismo (MAS) se podían “sacar lecciones”.

“Tal vez lo primero que ese mismo pueblo que te idolatra y justifica todo puede ser voluble e ir en tu contra en cualquier momento. Dos, que la destrucción y burla del orden constitucional pasan tarde o temprano la factura. Y finalmente, que ese es el destino de todos los dictadores que pretenden burlarse de los ciudadanos permanentemente sobre la base de la distracción populista y la ruptura de reglas”, indicó.

Alberto Fujimori

Lo señalado por el disuelto exparlamentario coincide con la conducta adoptada por el exdictador Alberto Fujimori en el año 2000, cuando amañó las elecciones de dicho año para permanecer como mandatario por cinco años más.

Como se recuerda, Alberto Fujimori resultó elegido presidente de la República en 1990, al vencer en las urnas al escritor y premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa.

PUEDES VER Cerrón asegura que “Evo Morales volverá” tras renunciar a la presidencia de Bolivia

En 1992, Fujimori perpetró un autogolpe de Estado que condujo al cierre inconstitucional del Congreso, además de la captura de otros órganos constitucionalmente autónomos como el Poder Judicial, el Ministerio Público, el Tribunal de Garantías Constitucionales —precedente del Tribunal Constitucional— entre otros.

Finalmente, el dictador promovió la convocatoria de un Congreso Constituyente Democrática en 1993, con mayoría fujimorista —partidos como el Apra y Acción Popular decidieron no participar en los comicios para no legitimar el autogolpe—, que redactó una nueva Constitución Política en la que se permitía la reelección presidencial por un periodo más.

De este modo, Alberto Fujimori, al terminar su mandato en 1995, se presentó a las elecciones de dicho año para un nuevo quinquenio. Posteriormente, en 1996, promulgó la Ley Nº 26657, conocida como la “ley de interpretación auténtica”, que lo facultaba para presentarse a una tercera postulación alegando que en 1990, cuando resultó electo presidente por primera vez, no se encontraba vigente la Constitución de 1993, sino la de 1979:

“Interprétase de modo auténtico, que la reelección a que se refiere el Artículo 112 de la Constitución, está referida y condicionada a los mandatos presidenciales iniciados con posterioridad a la fecha de promulgación del referido texto constitucional. En consecuencia, interprétase auténticamente, que en el cómputo no se tiene en cuenta retroactivamente, los períodos presidenciales iniciados antes de la vigencia de la Constitución”.

PUEDES VER Luz Salgado critica a Evo Morales, pero le recuerdan fraude electoral del 2000

Fraude electoral de Fujimori

En las elecciones generales del año 2000, Alberto Fujimori presentó su candidatura para una re-reelección, que ganó en un proceso cuestionado que luego se descubrió estuvo amañado con el fin de que saliera electo el dictador.

Tal fue así que el Poder Judicial determinó que se ejecutó un plan de falsificación de firmas a cargo del excongresista fujimorista Oscar Eliseo Medelius Rodríguez, quien fue sentenciado a 8 años de prisión en el 2008 por ser cómplice del delito que permitió un tercer mandato consecutivo de Alberto Fujimori, y por el cual fue sentenciado también exasesor presidencial Vladimiro Montesinos y otras 35 personas.

En el caso de Evo Morales, vale indicar también, guarda similitudes con el de Alberto Fujimori, pues el ahora renunciante presidente de Bolivia intentó reelegirse como presidente por cuarta vez, pese a que la Constitución boliviana no lo permite, y, más aún, contra la decisión de la ciudadanía que, en febrero de 2016, rechazó en un referéndum su tercera reelección.

Sin embargo, gracias a pronunciamientos del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia —instituciones acusadas de ser funcionales al Gobierno de Evo Morales—, el líder del MAS consiguió presentarse como candidato a la presidencia.

Finalmente, a raíz de masivas protestas ciudadanas que pedían su dimisión, Evo Morales presentó su renuncia al cargo de presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, como lo hiciera en su momento Alberto Fujimori por los escándalos de corrupción de sus mandatos.