Se le acusa de tráfico de influencias, patrocinio ilegal, cohecho pasivo y ser parte de una organización criminal. Foto: La República.
Se le acusa de tráfico de influencias, patrocinio ilegal, cohecho pasivo y ser parte de una organización criminal. Foto: La República.

PJ verá el 15 de noviembre impedimento de salida contra Tomás Gálvez

La solicitud en contra del fiscal supremo fue efectuada por Pablo Sánchez Velarde, en el marco del caso “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

Política LR
05 Nov 2019 | 14:33 h

El Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria programó audiencia de impedimento de salida del país contra el fiscal supremo Tomás Gálvez Villegas.

Los posibles delitos cometidos por Tomás Gálvez fueron tráfico de influencias, patrocinio ilegal, cohecho pasivo y ser parte de una organización criminal.

PUEDES VER Los Cuellos Blancos: ¿qué se discutió en la Junta que intentó apartar a Pablo Sánchez del caso?

La sesión se realizará este viernes 15, a las 9 de mañana. Así lo confirmó el Poder Judicial a través de su cuenta oficial de Twitter.

Los presuntos delitos de Tomás Gálvez

El fiscal supremo viene siendo investigado por un presunto tráfico de influencias con el fin de beneficiar a Segundo Nemecio Villalobos Zarate en un recurso de casación que presentó en la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema.

Tomás Gálvez se habría comunicado con el ex juez supremo César Hinostroza Pariachi para dicha maniobra.

Le habría regresado el favor a César Hinostroza con la tramitación de un proceso contencioso entre la empresa Corefo y la Sunat.

PUEDES VER Prisión preventiva contra Humberto Abanto se basa también en el caso Cuellos Blancos

Asimismo, habría buscado nuevamente a César Hinostroza para solicitarle apoyo por el caso de violencia familiar del fiscal provincial Walther Javier Delgado Tovar.

Gálvez habría intentado ayudar de nuevo a Walther Delgado a fin de que logre ser fiscal superior. Para ello, habría conversado con el exconsejero Orlando Velásquez Benites.

La prohibición de salir del Perú podría ser de hasta 8 meses si así lo determina la justicia peruana.

Foto: Captura.