Testigo. Horacio Cánepa delató a los árbitros sobornados por él mismo en efectivo.
Testigo. Horacio Cánepa delató a los árbitros sobornados por él mismo en efectivo.

Horacio Cánepa entregó a la Fiscalía audios de pagos de sobornos a árbitros

El detalle. Manifestó que hizo pagos personalmente a los implicados y entregó documentos, pero en el caso de Franz Kundmüller y Fernando Cantuarias no proporcionó evidencias de los supuestos pagos ilegales.

Ángel Páez
03 Nov 2019 | 3:58 h

De acuerdo con las declaraciones del abogado Horacio Cánepa Torre al fiscal adjunto Hamilton Montoro Salazar, sobornaba a los árbitros para que favorecieran a Odebrecht entregándoles personalmente, en sus estudios o viviendas, sobres manila con el dinero acordado en billetes de 100 dólares.

Cánepa describió la mecánica que aplicó para coimear a algunos de los 16 árbitros con los que mantuvo trato directo. En la mayoría de casos simuló los desembolsos como supuestos servicios profesionales de los implicados a una empresa que había constituido ex profeso para encubrir los pagos ilícitos: Jure Et De Jure Abogados.

PUEDES VER “Gargamel, italiano”: los codinomes de los árbitros de Odebrecht

Para acreditar que abonó los sobornos a los árbitros, Cánepa añadió, además de los documentos de Jure Et De Jure Abogados, grabaciones de sus conversaciones con los implicados, en las que estos supuestamente aceptan haber recibido los montos de manos del exoperador legal de Odebrecht.

Sin embargo, no ha procedido con todos los acusados de la misma manera sino con una parte, según La República pudo verificar con fuentes relacionadas con la investigación fiscal. En los casos de Franz Kundmüller y Fernando Cantuarias, señaló que presuntamente se les pagó de manera simulada mediante “pago de honorarios”. Durante la audiencia, la defensa de ambos abogados expresaron que la fiscalía no había demostrado que recibieron dinero de manos de Cánepa o de algún funcionario de Odebrecht.

PUEDES VER Odebrecht perdía arbitrajes “para que no se note que ganaban todos”

En cambio, a los abogados a los que Cánepa señaló haberles entregado las coimas son Emilio Cassina Ramón (130 mil dólares), Randol Campos Flores (60 mil dólares), Luis Pebe Romero (30 mil dólares), Weyden García Rojas (70 mil dólares), Luis Pardo Narváez (40 mil dólares), Richard Martin Tirado (40 mil dólares) y Emilio Cassina Rivas (125 mil dólares), entre otros.

Al menos en los casos de Luis Pebe, Randol Campos y Luis Pardo, Cánepa aseguró que había registrado grabaciones en las que estos admiten haber recibido el dinero ilícito para beneficiar a Odebrecht con los laudos arbitrales. No sucede lo mismo con Franz Kundmüller y Fernando Cantuarias.

PUEDES VER Fiscal pidió 36 meses de prisión preventiva para 16 árbitros de Odebrecht

Todo registrado

Cánepa relató cómo operó en cada arbitraje para comprar a los integrantes. Por ejemplo, en el caso de la controversia planteada por Odebrecht sobre la Interoceánica Sur, Tramo 2 (Expediente 2070). El presidente del tribunal arbitral era Emilio Cassina Rivas: “Horacio Cánepa entregó a Emilio Cassina Rivas 50 mil dólares en efectivo en su oficina entre Lince y San Isidro, que después vendió para un proyecto de departamentos. El pago fue en su despacho ubicado en el segundo piso. Fue dentro de un sobre manila grande, lo recibió y no quiso contarlo”, dijo Cánepa a la fiscalía.

En otra controversia en el mismo proyecto (Expediente 2072), esta vez un tribunal presidido por Luis Pebe Romero, e integrado por Randol Campos Flores, designado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Cánepa afirmó a las autoridades que tenía audios que comprobaban los sobornos: “En este arbitraje Cánepa pagó a Luis Pebe 30 mil dólares (...) y a Randol Campos 20 mil dólares. Cánepa sobornó a Pebe y Campos con la finalidad de que voten a favor de Odebrecht, porque inicialmente no querían firmar el laudo arbitral. El pago es reconocido a través de los audios presentados”, dijo Cánepa a las autoridades.

PUEDES VER Odebrecht sobornó a Cánepa con más de US$ 800 mil por arbitraje de la Interoceánica Sur

Algunos iban a la oficina de Cánepa para recibir la coima. “Pagó como soborno 25 mil dólares en efectivo, dentro de un sobre manila, haciéndolo aparecer como un documento, a Weyden García Rojas (árbitro designado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones para el Expediente 2077), en la oficina de Cánepa ubicada en la calle Roma 397, San Isidro”, relató.

Al presidente del tribunal arbitral que resolvió el Expediente 2078, Luis Pardo Narváez, le apoquinó la coima de la misma modalidad: “En este arbitraje Cánepa sobornó a Pardo con 20 mil dólares en efectivo, dentro de un sobre manila (...), en la oficina de Cánepa (...). Se adjunta la transcripción del audio (...) donde reconoce haber recibido dicho pago”, indicó el propio Cánepa.

PUEDES VER Odebrecht: las diligencias preliminares pendientes del caso arbitrajes

En cambio, para los casos de Franz Kundmüller y Fernando Cantuarias, presidente del tribunal arbitral y árbitro designado por el MTC, respectivamente, Cánepa arguyó que a estos se les abonó una presunta coima “camuflada” en los honorarios que recibieron por su participación en la solución del Expediente 32-2012. Pero no aportó pruebas, a diferencia de los otros casos. Más bien en este caso, el capítulo peruano de la International Chamber of Commerce (ICC) comunicó que el pago que recibió Cantuarias por su participación correspondía a los parámetros establecidos.

De no verificarse lo manifestado por Cánepa, pondría en peligro su colaboración eficaz.

Solo en algunos casos, Cánepa entregó evidencias de que grabó a los árbitros a los que pagó sobornos de Odebrecht.