Cambios hay, pero seguimos igual