Una luz en la oscuridad

“El fujimorismo terminará en la cárcel como su lideresa. Porque la honradez se inicia con la lectura”.

Eloy Jáuregui
08 Oct 2019 | 1:17 h

El fujimorismo está derrotado pero no muerto. Su organismo social y criminal está incrustado en las entrañas del Perú. Hienas heridas, que se arrastran y muerden. Cuidado. Su engranaje opera mejor que cualquier otro colectivo social. Tiene socios ocultos y hoy callados. Y en estas horas, mientras aguardo el zarpazo, leo apasionadamente.

Lucho Valera fue un ser especial. Editor de raza, desde Caballo Rojo. En el 2002 buscó a Sinesio López, a la sazón director de la Biblioteca Nacional del Perú, y fundó la revista Libros & Artes. En sus 92 números es un lujo de publicación. Recuerdo sus especiales de Blanca Varela o Eielson. Atesoro sus ediciones sobre poesía, narrativa, plástica, música, cine. Temas que al fujimorismo no le interesan.

Y acaba de aparecer el 91-92 que celebra a lo grande los 100 años de Los Heraldos Negros. Además recuerda al artista puneño Demetrio Peralta Miranda (1910-1971), y sus xilografías e historietas. Su arte, cojones. Cierto, temas que a la Bartra, Beteta y Becerril les llegan.

Entonces, esa es la diferencia entre la cultura y la delincuencia. Pueblos que leen no son corruptos. ¿Habrá leído a Vallejo Tamar Arimborgo? No. Por eso el fujimorismo terminará en la cárcel como su lideresa. Porque la honradez se inicia con la lectura. Gracias, Lucho Valera, por tu Libros & Artes.