Solo se eligió, de manera irregular, a un miembro del TC.
Solo se eligió, de manera irregular, a un miembro del TC.

Disuelto Congreso intenta tomar control del Tribunal Constitucional

Pedro Olaechea pide al presidente del TC, Ernesto Blume, que considere la designación de su primo como miembro del ente constitucional.

Política LR
02 Oct 2019 | 13:33 h

El disuelto Parlamento pidió al Tribunal Constitucional (TC) la oficialización de la irregular designación del abogado Gonzalo Ortíz de Zeballos, primo del titular de la Comisión Permanente, como miembro del ente constitucional.

A través de un oficio, emitido el último martes 1 de octubre, Olaechea Álvarez-Calderón informó al presidente del TC, Ernesto Blume, que la resolución que certifica el nombramiento de su familiar fue enviada al diario oficial El Peruano, pero que aún no es publicada.

PUEDES VER El tenso momento de Pedro Olaechea en CNN tras el cierre del Congreso [VIDEO]

Asimismo, Olaechea agregó que su oficio recae en el artículo 16 del Reglamento Normativo del Tribunal Constitucional, que indica que "los magistrados del TC asumen sus cargos dentro de los diez días siguientes a la publicación en El Peruano.

Carta al TC.

Al documento, el representante de la Comisión Permanente adjuntó la carta que envió al director del diario oficial, Ricardo Montero Reyes, en el que le solicitó la publicación de la resolución, en la que los exmiembros de la Mesa Directiva del disuelto Legislativo indicaron que el primo de Pedro Olaechea debe reemplazar en el TC al magistrado “con mandato vencido cuya colegiatura sea la de menor antigüedad”.

PUEDES VER Gino Costa: “Al Tribunal Constitucional no se le puede pedir opiniones consultivas”

En ese sentido, Olaechea Álvarez-Calderón intenta que su familiar reemplace al magistrado Eloy Espinosa-Saldaña.

Resolución que intenta Olaechea oficializar.

Lazy loaded component

Esta decisión de los excongresistas va en contra del proyecto de ley que intentó presentar el Ejecutivo, mediante la rechazada cuestión de confianza, para la modificación de la Ley Orgánica del TC, que indicaba que la renovación de los magistrados deberían realizarse “según la mayor antigüedad de su designación o, en su defecto, la mayor antigüedad de la colegiatura".