Cateriano: “El fujiaprismo ha llegado a un nivel de cinismo y vergüenza de escándalo”