Keiko Fujimori se pronuncia tras recibir el alta de Clínica Centenario

La lideresa de Fuerza Popular había ingresado al establecimiento de salud el pasado sábado 14 por un presunto cuadro de hipertensión arterial.

Keiko Fujimori cumple prisión preventiva hasta abril de 2020. Foto: La República.
La República
22 09 2019 | 19:39h

La excandidata presidencial Keiko Fujimori se refirió a través de Twitter sobre su estado de salud, el cual se vio afectado desde hace unas semanas por (de acuerdo a su defensa) problemas en el sistema coronario (hipertensión arterial).

Como se recuerda, su abogada, Giulliana Loza, informó el sábado 14 que Keiko Fujimori Higuchi había sido trasladada a la Clínica Centenario de Pueblo Libre por el mal mencionado.

Después de casi una semana, el viernes 20, fue dada de alta y llevada de retorno al penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, en el que cumple orden de prisión preventiva por una investigación en su contra de lavado de activos.

PUEDES VER Suspenso sobre audiencia del Tribunal Constitucional para ver pedido de libertad de Keiko Fujimori

A su turno, Keiko Fujimori mostró su gratitud con el personal del nosocomio y miembros del INPE por ayudarla en la “estabilización de su salud”. No obstante, criticó la forma en la que fue mandada hasta el centro médico.

“Agradezco a los médicos y enfermeros de la clínica y el INPE que han permitido lograr estabilizar mi salud. Gracias a todas las personas que me hicieron llegar sus mensajes de solidaridad”, escribió.

“Más allá de la forma del traslado, el deterioro de mi salud ha evidenciado que el penal Anexo de Chorrillos no cuenta con un médico permanente ni con acceso a una ambulancia”, añadió Fujimori Higuchi.

Vale recordar que fuentes penitenciarias a las que tuvo acceso el semanario Hildebrant en sus 13, manifestaron que ella fue enviada a la clínica porque no había un médico en el penal por ser sábado, pero que el problema era un cuadro de presión arterial alta (no hipertensión arterial), que ya había sido detectado días previos. y no un problema cardíaco.

“En ningún momento se dispuso su salida por una dolencia cardíaca. El cuadro fue presión arterial alta y la interna estuvo de acuerdo en que su traslado se hiciera en el furgón que había en el penal en ese momento. Se cumplieron todos los protocolos de seguridad previstos para el caso”, sostuvieron dichas fuentes.

Asimismo, de acuerdo al cardiólogo Marco Almerí , el informe médico que sugiere que la hija de Alberto Fujimori sea evaluada con urgencia en un centro asistencial a fin de ver un cuadro de hipertensión arterial y manejar posibles complicaciones cardiovasculares, es tendencioso.

PUEDES VER Tribunal Constitucional, el camino que podría dejar libres a Alberto Fujimori y Keiko

“He revisado el informe de manera íntegra y me parece tendencioso, mal elaborado, concluye mal y deja mal parados a los cardiólogos del país. [...] En el informe no colocan ningún factor de riesgo ni antecedente. Yo sí sé de un antecedente: la señora participó el año pasado en un triatlón en Estados Unidos y llegó a la meta. Los participantes pasan por un examen cardiovascular, y el de ella tuvo que ser normal para que pueda intervenir”, explicó el especialista.

Por otro lado, Keiko Fujimori señaló haber hecho una reflexión acerca de los cuidados de las presas del penal “porque la situación debe ser más dramática en penales de provincia”.

“Vuelvo a prisión con la tranquilidad de que puedo seguir luchando para salir de ella, con la ilusión de recibir los días de visita y abrazar a Mark y mis hijas. Agradezco al Señor la esperanza y la fuerza que me da para seguir recorriendo el camino en búsqueda de justicia”, finalizó.

Foto: Captura.