Keiko Fujimori fue dada de alta y trasladada al penal de Mujeres de Chorrillos. Composición: Fabrizio Oviedo.

Keiko Fujimori fue dada de alta y llegó a penal de Mujeres de Chorrillos

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, había ingresado a la Clínica Centenario el sábado 14. Cumple prisión preventiva por caso Odebrecht.

La República
20 Sep 2019 | 21:21 h

Este viernes por la noche, Keiko Fujimori abandonó la Clínica Centenario en Pueblo Libre luego que fue dada de alta por problemas cardíacos, situación por la que fue trasladada del penal al centro de salud.

La lideresa de Fuerza Popular había sido llevada a la clínica el sábado 14, ingresando al local aproximadamente a las 9:27 p.m., días después de que la Corte Suprema le reduzca el tiempo de prisión preventiva de 36 a 18 meses.

PUEDES VER Tribunal Constitucional tendría decidido dejar en libertad a Keiko Fujimori

Tras ser dada de alta -a las 9:20 p.m.-, la excandidata presidencial en dos ocasiones será trasladada al penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, lugar donde cumple la medida preventiva -hasta el 30 abril del 2020-.

Se recuerda que el informe médico recomendaba la evaluación con “carácter de urgencia” de Keiko Fujimori. La abogada de la lideresa naranja, Giulliana Loza, señaló este viernes que su patrocinada fue diagnosticada con hipertensión arterial y hernia del núcleo pulposo.

PUEDES VER Vicente Silva fue testaferro de Montesinos y asesor de Keiko Fujimori

Cerca de una semana ha estado internada Fujimori en la Clínica Centenario. Cabe recordar que desde Fuerza Popular, junto a simpatizantes naranjas, criticaron el traslado la imputada en una furgoneta y enmarrocada. No obstante, el ministro de Justicia, Vicente Zeballos, señaló que ese proceso es parte de la directiva del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), además que fue de conocimiento de la excandidata.

La ambulancia del INPE que traslada a Keiko Fujimori llegó al penal Anexo de Mujeres de Chorrillos a las 9:41 p.m.

Alberto Fujimori, también en prisión, se había pronunciado, mediante una carta, sobre la hospitalización de su hija, calificando el traslado inicial como un “maltrato”. “Una situación así no debe ser tomada con negligencia y ligereza”, señaló. Ambos han estado internados en la Clínica Centenario, en diferentes tiempos.