Lazy loaded image

Mark Vitto se pronuncia tras conocer diagnóstico reservado de Keiko Fujimori

Esposo de la lideresa de Fuerza Popular señaló que esta estuvo teniendo dolores en el pecho desde hace 15 días, pero que no quería internarse en un centro médico para no interferir con la casación.

La República
15 Sep 2019 | 17:12 h

El esposo de Keiko Fujimori, Mark Vito, indicó este domingo que la lideresa de Fuerza Popular estuvo padeciendo dolores en el pechos los últimos quince días en su celda en el penal Anexo de Mujeres de Chorrillos.

Sin embargo , Vito señaló que la hija mayor del exdictador Alberto Fujimori, no quería recibir atención fuera del reciento penitenciario hasta que no se resolviese su casación en la Corte Suprema, cuyo fallo final fue emitido por la jueza suprema dirimente Susana Castañeda Otsu el pasado 12 de setiembre.

PUEDES VER Rafael Vela: Keiko Fujimori está imputada por graves cargos de financiamiento

“Este dolor de pecho lo ha tenido todos los días en los últimos 15 días. Tengo entendido que no quiso venir antes de la casación para evitar cualquier tipo de mala interpretación. Tomó pastillas para el corazón, [pero] lamentablemente ya esa medicina no tenía ningún efecto", indicó Mark Vito a los medios en los exteriores de la clínica Centenario, a donde fue trasladada la excandidata presidencial el sábado en la noche.

El esposo de la lideresa de Fuerza Popular también manifestó que el informe médico que recomendaba atención con carácter de urgencia para Keiko Fujimori, fue remitido cuatro días atrás.

La excandidata presidencial fue llevada desde el penal Anexo de Mujeres en Chorrillos hasta la clínica Centenario, en Pueblo Libre. Para el trayecto, el personal del INPE, por seguridad, enmarrocó a la lideresa de Fuerza Popular.

PUEDES VER Keiko Fujimori: Informe médico recomienda evaluación “con carácter de urgente”

Esta circunstancia, sin embargo, fue criticada por familiares y amigos, como el parlamentario Miguel Torres, amigo personal de la familia Fujimori.

Lazy loaded component

“Es evidente que hay algunos temas que nos han llamado la atención [...] se habrían tomado algunas medidas que, a mi juicio, me parecen excesivas, sobre todo para una persona que estaría presentando un problema de deficiencia cardíaca [...] han trasladado a Keiko evidentemente con las medidas de seguridad que corresponden, pero algunas un tanto excesivas. Enmarrocarla, creo que ha sido un exceso. Sobre todo considerando que si es una persona que tiene un problema médico", señaló el congresista Torres.