¿El Colegio de Abogados de Chávarry?

“Ningún blindaje es eterno y hasta profesores de la Facultad de Derecho de la PUCP han pedido la separación de María Portocarrero del cargo de Decana del CAL”.

Sigrid Bazán
4 09 2019 | 01:03h

El ex fiscal de la Nación, aún fiscal supremo, Pedro Chávarry es y será recordado por sus mentiras. Primero, decía que nunca había sido secretario de Blanca Nélida Colán. Luego a modo de traaaaaducción dijo: “fui secretario de la Fiscalía de la Nación”...ya sabemos quién era la fiscal en el cargo.

Chávarry dijo que no tenía vínculos con César Hinostroza ni con Antonio Camayo, hasta que audios y fotos demostraron lo contrario. A la Junta de Fiscales aseguró que no saldrían más audios suyos, pero también fue mentira. El ex fiscal de la Nación negó en todo momento haberse reunido para coordinar con “amigos de la prensa”, pero luego salió el audio en donde él mismo coordinaba dicha reunión para luchar “contra los caviares”, que terminó llevándose a cabo.

Además, “saca todo lo que puedas” fue la frase que Pedro Chávarry habría usado para ordenar el deslacrado de las oficinas investigadas por José Domingo Pérez. En medio de tanta mentira, lo único claro parecía ser la responsabilidad del fiscal en cuestión. El Consejo Nacional de la Magistratura había sido -y continúa- desactivado, el Congreso nunca mostró ni muestra voluntad de discutir con seriedad las acusaciones constitucionales que se presentaron y solo parecía cuestión de días para que el Colegio de Abogados de Lima (CAL) pudiera expresar la misma indignación que muchos compartíamos. Pero meses pasaron y nada.

Era muy sencillo: de acuerdo al artículo 20 de la Constitución y a la ley de Carrera Fiscal, sin título, Chávarry no podría seguir fungiendo de fiscal supremo. Era el CAL la entidad que podía (y aún puede) quitarle el título de abogado. Se emitió una medida cautelar, pero no terminó en sanción.

Quizá ahora las cosas queden más claras con la denuncia del ex presidente del Consejo de Ética del CAL, Walter Ayala, que muestra unos whatsapps en los que le escribe la Decana pidiéndole: “el tema de Chávarry no lo toques”. Ayala ya no es parte de este Consejo y las cosas siguen paralizadas.

Lo cierto es que ningún blindaje es eterno y hasta profesores de la Facultad de Derecho de la PUCP han pedido la separación de María Portocarrero del cargo de Decana del Colegio de Abogados de Lima. A ver si tenemos novedades o si seguirán haciéndose los sordos.

Tomé nota de la carta enviada por la embajada de Brasil sobre mi anterior columna. Todas las críticas pretenden ser constructivas, aunque finalmente es el pueblo de cada país quien juzgará el accionar de sus mandatarios.