Poder de las calles

“La movilización ciudadana demostrará que este Congreso debe clausurar sus funciones”.

Eloy Jáuregui
03 Sep 2019 | 2:36 h

Fue ese 26 de julio del 2000 cuando salimos a las calles a impedir que Fujimori y Montesinos sigan en el poder. Hoy los dos están presos. Porque desde esa vez, con la Marcha de los Cuatro Suyos se canceló la continuidad del gobierno más corrupto de la historia del Perú. Y caminamos Lima junto a los diversos movimientos sociales, en su mayoría partidos de izquierda, algunos de centro e incluso de la derecha democrática. Y triunfamos.

Ahora que vuelvo a leer “Historia de la corrupción en el Perú” (Tercera edición, IEP) de mi recordado Alfonso W. Quiroz, concuerdo con las claves de su estudio que tiene como colofón el fujimorato, las premiosas elites, los empresarios voraces, los partidos-clubes y los “outsiders”. Ese es el fallido sistema político. Estos son los días en que tenemos que destroncar la corruptela y la anomia. No hay más.

Por ello este jueves 5 de setiembre vamos a tomar las calles pacíficamente y a nivel nacional para que junto a las organizaciones sociales respaldemos a la iniciativa del Ejecutivo de adelantar las elecciones para el 2020. La movilización ciudadana demostrará también que este Congreso, el ejemplo más espantoso de nuestra democracia, debe clausurar sus funciones y mucho más con el lema de la protesta: “Que se vayan todos”.

Por nuestros hijos y por nuestro país, no permitamos más que esa caterva de legisladores impresentables siga operando como una máquina conspiradora que a envilecido todas las instituciones a favor de las traiciones y chantajes. ¿Y luego qué? El diálogo y la limpieza. Porque aquí todavía hay peruanos decentes y honrados.