Drama. Hace tres años vive una pesadilla. Nunca pensó que por un trabajo académico fuera acusada de apología al terrorismo. Fiscalía pide 15 años de prisión. (Foto: Jorge Cerdán)

Daniela Chacón: “Para mí, la cárcel ya comenzó hace rato”

Injusticias. Su defensa estima que en dos semanas la sala debe resolver este caso de supuesta apología al terrorismo, y que ya se acreditó que se trataba de un proyecto académico.

La República
31 Ago 2019 | 6:58 h

Por: Pamela Palacios

Tiene tan solo 25 años y ha perdido la fe. Solo espera desde hace tres años el veredicto de la justicia peruana para saber el destino de su vida.

Ella es Daniela Chacón Ysla, egresada de la carrera de fotografía, a quien la Fiscalía acusa de apología al terrorismo cuando solo realizaba un trabajo académico asignado por su maestra y que fue debatido en clase con sus compañeros.

PUEDES VER Congreso define este martes sanción de cuatro legisladores

Todo empezó el 5 de setiembre del 2017, cuando junto a una compañera de estudios se encontraba por las calles de Lima pegando afiches con el rostro del terrorista Abimael Guzmán y del general Juan Velasco Alvarado con el rótulo de “Héroe Nacional” y el correo electrónico de Daniela para recibir comentarios.

Fue entonces que un ciudadano las grabó y llamó a un policía, para luego ser denunciadas ante la Dirección contra el Terrorismo (Dircote).

Daniela cursaba el curso Foto 5, a cargo de su entonces profesora Ángela Caro, quien supervisó el proyecto. De lo que se trataba era de captar, a través de estas imágenes, la reacción de los transeúntes. Nunca pensó que lo que llamó una “confusión”, y que trató de explicar a la policía ese día, se convirtiera en una pesadilla.

PUEDES VER Policía advierte que violencia está escalando en el Valle de Tambo

El fiscal Luis Landa pidió en marzo del 2019, ante la Sala Nacional Superior de Terrorismo, 15 años de prisión por el delito de apología al terrorismo contra Chacón y su compañera.

“He perdido la fe. Siento que he perdido mi identidad. No tengo el control de mi vida, lo que vaya a pasar conmigo es el destino que alguien más elige por mí. Esto es una tortura. Para mí la cárcel ya comenzó hace rato”, confiesa Daniela.

Cuando el caso se hizo mediático, la llamaban “terruca” en la calle y en alguna oportunidad la golpearon. Asegura que le deslizaban por debajo de la puerta de su casa papeles con insultos y que la han perseguido. Ha perdido trabajos porque las audiencias llegaban a realizarse hasta tres veces a la semana.

PUEDES VER Vieira planteará cuestión previa para evitar suspensión

“Yo ya no puedo más con ese tema. A mí ya me mancharon, ya me estigmatizaron”, comenta Daniela, quien es hija del reconocido fotógrafo Víctor Ch. Vargas de la revista Caretas.

Su abogado Héctor Bendezú informó que el lunes pasado se realizó la audiencia donde se visualizó el video que grabó el ciudadano cuando pegaban los afiches.

Señaló que en audiencias pasadas ya han declarado la profesora Ángela Caro, el director académico del Centro de la Imagen, Roberto Huarcaya, y sus compañeros. Todos han corroborado la versión de Daniela. Es decir, que se trataba de un proyecto académico y no de un elogio a Abimael Guzmán.

PUEDES VER “Espartambos”, la ‘fuerza de choque’ en las protestas contra Tía María

Explicó que en caso la Sala absuelva a Daniela, el fiscal puede ratificar su acusación e interponer un recurso de nulidad para que la Corte Suprema resuelva el caso. En caso contrario, la defensa interpondría esta medida ante la misma instancia.

El abogado calcula que en dos semanas se definiría la situación de Daniela en la Sala que preside la jueza Benavides.

Carlos Rivera: “Jamás hubo una voluntad delictiva”

Para el abogado del IDL Carlos Rivera, la acusación del fiscal Landa “es un verdadero despropósito”, porque jamás hubo una voluntad delictiva de Daniela Chacón.

PUEDES VER Interpelación a Zeballos: el caso Goro y las 12 preguntas que responderá

“El hecho de que ella haya acreditado que jamás tuvo una voluntad de hacer propaganda a Abimael Guzmán y de que simplemente se trataba de una razón de carácter académico, eso ha debido determinar la obligación del archivamiento de esta investigación”, afirmó.

Por tanto, dada estas circunstancias, Rivera señaló que el tribunal lo único que tiene que hacer es absolverla de la acusación fiscal.

“Es la única salida sensata y justa que un tribunal puede emitir en un caso de esta naturaleza”, dijo.