Fiscal supremo y el parlamentario aprista se reunieron en cinco oportunidades. Foto: La República.
Fiscal supremo y el parlamentario aprista se reunieron en cinco oportunidades. Foto: La República.

Rodríguez Monteza se reunió con Velásquez Quesquén cuando postulaba para ser fiscal

Encuentros en el despacho del legislador aprista se dieron en el 2003, cuando Rodriguez Monteza, vinculado a “Los Cuellos Blancos del Puerto”, se presentó en el CNM para ser nombrado fiscal supremo adjunto.

La República
27 Ago 2019 | 16:07 h

El fiscal supremo Víctor Raúl Rodríguez Monteza, vinculado a la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”, visitó al congresista aprista Javier Velásquez Quesquén justo cuando se encontraba postulando al cargo de fiscal supremo adjunto ante el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), en el 2003.

En el tiempo de las reuniones entre Rodríguez Monteza y el legislador aprista, el primero fue evaluado y calificado por el ahora desactivado CNM, que lo consideró apto para ingresar al Ministerio Público con una votación casi unánime —tuvo a su favor 6 de 7 votos—, aun cuando, al parecer, no cumplía con los requisitos necesarios para convertirse en magistrado.

PUEDES VER Costa: Chávarry, Gálvez y Rodríguez Monteza se sienten poderosos gracias al blindaje del Congreso

Docentes en Chiclayo

El hoy fiscal supremo Víctor Raúl Rodríguez Monteza, en los primeros meses del 2003, era solo un abogado más que postulaba al cargo de fiscal supremo adjunto en el ahora desactivado Consejo Nacional de la Magistratura.

Para entonces, Rodríguez Monteza tenía solo 9 años de haber concluido la carrera de abogacía (1994) y 8 de haberse titulado (1995), según su hoja de vida, en la Universidad Nacional Pedro Ruiz Gallo, casa de estudios de la que también egresó el congresista Velásquez Quesquén.

Por otro lado, otra cosa en común que tenían el parlamentario Velásquez Quesquén y Rodríguez Monteza, es que fueron colegas en la Universidad Privada de Chiclayo.

En efecto, en abril de 1998, Rodríguez Monteza ingresó como docente contratado en dicha casa de estudios, para dictar el curso de Derecho de Personas, Acto Jurídico y Obligaciones, hasta mayo del 2000, cuando fue designado como auxiliar nombrado del curso de Derecho de Familia y Sucesiones.

Mientras ocupaba este puesto docente, Rodríguez Monteza fue nombrado fiscal supremo adjunto en el Ministerio Público, pues se mantuvo en la Universidad Privada de Chiclayo hasta el 2005.

Visitas en el Congreso

Habiendo compartido cátedra en la Universidad Privada de Chiclayo, el congresista Velásquez Quesquén había entablado un vínculo con el fiscal Rodríguez Monteza.

PUEDES VER Fiscal Carrasco Millones denuncia que podrían apartarlo del caso Los Temerarios del Crimen

Es más, así lo demuestran las visitas que, en el 2003, el entonces aspirante a magistrado y tocayo del fundador del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre, le hizo al legislador aprista en su despacho en el Congreso.

El primero de estos encuentros se dio tres días antes de que Rodríguez Monteza fuera evaluado por el Pleno del Consejo Nacional de la Magistratura en una entrevista personal.

De acuerdo al registro de visitas del despacho del congresista Javier Velásquez Quesquén, Rodríguez Monteza lo fue a ver a su oficina el 7 de marzo de 2003, a las 10:35 de la mañana, y estuvo con él durante una hora y dieciséis minutos, pues registró su salida a las 11:51, según El Comercio.

El segundo encuentro ocurrió el mismo 7 de marzo, aunque en horas de la tarde, a las 3:49 p.m., y estuvo junto al parlamentario solo por 10 minutos.

El 10 de marzo, por otro lado, Rodríguez Monteza fue entrevistado por los magistrados del CNM Teófilo Idrogo (presidente), Luis Flores (vicepresidente), Jorge Angulo, Fermín Chunga, Jorge Lozada Stanbury, Ricardo La Hoz y Daniel Caballero, quienes lo calificaron con 69,71 puntos de 100, según el citado medio.

Rodríguez Monteza, con este resultado, quedó tercero entre los 22 postulantes entrevistados. Vale agregar que este listado fue liderado, con 73,57 puntos, por el postulante Tomás Gálvez, quien en la actualidad es fiscal supremo junto con Rodríguez Monteza y, como él, es también vinculado con la organización criminal “Los Cuellos Blancos del Puerto”.

La tercera visita de Rodríguez Monteza al despacho del congresista Velásquez Quesquén se registró el 20 de marzo de 2003, a las 9:38 de la mañana, y duró alrededor de 20 minutos. Para ese momento, el aspirante a magistrado ya era fiscal supremo adjunto.

Efectivamente, el cargo le llegó a Rodríguez Monteza tres días antes, el 17 de marzo, lunes, cuando el pleno del Consejo Nacional de la Magistratura calculó los promedios de los postulantes y quedó tercero. Entonces fue elegido en una votación final, con cartilla en mano, por los miembros del CNM, y ese mismo día su nombramiento se hizo oficial, según El Comercio.

PUEDES VER Archivan investigaciones contra fujimoristas por allanamiento al local de Fuerza Popular

El 9 de junio de 2003, Rodríguez Monteza visitó por penúltima vez a su excolega docente en Chiclayo, Javier Velásquez Quesquén. El fiscal supremo adjunto llevó a las 5:21 de la tarde a la oficina del legislador aprista y estuvo con él treinta minutos.

El próximo y último encuentro se dio en el 2006, el 20 de febrero. Rodríguez Monteza llegó al despacho de Velásquez Quesquén a las 12:13 del mediodía, y estuvo con el parlamentario alrededor de 40 minutos.

Nombramiento bajo sospecha

El nombramiento como fiscal supremo adjunto de Víctor Raúl Rodríguez Monteza en el 2003, por parte del Consejo Nacional de la Magistratura, cuando hacía solo 9 años que había terminado sus estudios de abogacía en Chiclayo, también es objeto de sospechas.

De acuerdo a la Ley Orgánica del Ministerio Público, en el 2003, Rodríguez Monteza debía cumplir con ciertos requisitos para ser nombrado magistrado por el Consejo Nacional de la Magistratura.

En ese momento, Rodríguez Monteza no tenía maestría, ni tampoco había ejercido como juez o fiscal. Por ello, la alternativa que le quedaba para ser admitido en las evaluaciones era ser abogado en ejercicio o haber "desempeñado cátedra universitaria en disciplina jurídica por no menos de diez años”.

Sin embargo, para la fecha de su postulación, Rodríguez Monteza tenía 9 años de haber concluido su carrera y, según consta en su hoja de vida, se inició en la docencia recién en 1998, es decir 5 años antes de ser nombrado fiscal supremo adjunto.

Acusaciones y “Los Wachiturros”

Debido a los vínculos que tendría con “Los Cuellos Blancos del Puerto”, el fiscal Rodríguez Monteza fue denunciado en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso el 29 de enero de este año. En el grupo parlamentario, estaba el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén.

PUEDES VER Fuerza Popular se pronuncia tras allanamiento de inmuebles relacionados al partido

La Subcomisión, tras revisar el caso del fiscal Rodríguez Monteza, decidió archivar la denuncia planteada en su contra. Velásquez Quesquén votó a favor de esta decisión.

En junio pasado, por otro lado, en el marco del caso “Los Wachiturros de Tumán”, el fiscal Rodríguez Monteza debía sustentar ante un juez la continuidad de la orden de prisión preventiva dictada contra Edwin Oviedo. Sin embargo, el fiscal supremo no se presentó en la audiencia.

En la denuncia del fiscal Juan Carrasco Millones, que lleva el caso de “Los Wachiturros de Tumán”, se señala al congresista Velásquez Quesquén como el presunto receptor de una mochila con “60 mil soles” que le habría entregado Oviedo.

En sus descargos, el congresista Velásquez Quesquén reconoció que sostuvo reuniones con el fiscal Rodríguez Monteza por los años en los que el este postulaba para ingresar al Ministerio Público.

Respecto a lo que habría conversado con el magistrado en esas citas, el parlamentario aseguró que no tuvo nada que ver con el proceso de admisión del fiscal. “Hemos hablado cualquier cosa menos de ese tema porque yo no tengo nada que ver”, dijo el legislador a El Comercio.

Sobre su voto para mandar al archivo la acusación contra Rodríguez Monteza, Velásquez Quesquén indicó que no ve que haya un conflicto de interés, pues dijo que su voto fue “de acuerdo a mi conciencia”.