Vizcarra acepta dialogar con Olaechea, pero en Palacio

Acogida. En medio de la gente, el presidente negó temer a gobernar y reiteró que su compromiso es con la población.