Exgobernador dijo que no tuvo ninguna relación con el proyecto que adjudicó construcción de carretera a empresa brasileña.
Exgobernador dijo que no tuvo ninguna relación con el proyecto que adjudicó construcción de carretera a empresa brasileña.

César Villanueva nombró a funcionario que entregó obra a Odebrecht

Mandato superior. Exgobernador de San Martín dijo que no tuvo ninguna relación con el proyecto que adjudicó construcción de carretera a empresa brasileña, pero fue César Villanueva quien designó al gerente que intervino en el direccionamiento de la buena pro.

La República
18 Ago 2019 | 8:51 h

Enviada especial a Tarapoto

Por: Lupe Muñoz

El exgerente general del Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo (PEHCBM), Marco Díaz Espinoza, es un personaje clave para la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Tarapoto. El exgobernador de San Martín, César Villanueva, fue quien designó en el cargo a Díaz, y este a su vez nombró a los miembros del comité que entregó a Odebrecht la construcción de la carretera de San José de Sisa. El exsuperintendente de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, ha dicho a las autoridades que la empresa pagó US$ 60 mil a Villanueva a cambio de conseguir la buena pro.

Fuentes de la Fiscalía señalaron a La República que hasta donde habían avanzado en el caso -antes de que Barata revelara el desembolso de dinero para Villanueva-, obtuvieron razonables indicios de que el exgerente Marco Díaz había concertado con Odebrecht para que la brasileña se quedara con la habilitación de la carretera por 109.5 millones de soles.

De acuerdo con lo que ha conseguido determinar la Fiscalía, Odebrecht podría haber conseguido el direccionamiento de la licitación de la obra por intermedio de César Villanueva, lo que explicaría por qué Jorge Barata ha declarado que la constructora le abonó US$ 60 mil a Villanueva. César Villanueva no respondió a las comunicaciones de este diario para que ofreciera su versión.

PUEDES VER Richard Arce: “’Contigo’ es una bancada satélite de Fuerza Popular”

No obstante que Barata reveló a los fiscales del Equipo Especial Lava Jato que el seudónimo de “Curriculum vita” -que aparecía en el registro de pagos de coimas en el sistema informático del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht- correspondía a César Villanueva, este ha negado haber recibido dinero de la empresa brasileña y anunció que se allanará a las investigaciones.

Lo que despertó la atención de la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Tarapoto, fue la modalidad con la que el PEHCBM adjudicó a Odebrecht la habilitación de la carretera de 109.5 millones de soles, porque coincide con el patrón que usaron los miembros del Club de la Construcción para repartirse las obras que licitaba el organismo Provías Nacional, dependiente del Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Según el último informe del fiscal del caso del Club de la Construcción, para la consumación de la repartija era necesario contar con la complicidad del funcionario que designa a los miembros del comité de licitación, para asegurarse la adjudicación de la obra que deseaba.

PUEDES VER Gobernadores regionales respaldan a Martín Vizcarra en adelanto de elecciones

Además, los participantes en la licitación simulaban una puja de ofertas, cuando lo cierto era que se habían puesto de acuerdo para que ganase la que presentaba la propuesta más barata. Está comprobado que lo mismo sucedió con la obra licitada por el PEHCBM y que “ganó” Odebrecht.

Ese mismo es el que funcionó en el caso de la adjudicación de la construcción de la carretera de San José de Sisa, que estuvo a cargo del Proyecto Especial Huallaga Central y Bajo Mayo (PEHCBM), organismo adscrito al Gobierno Regional de San Martín, dependiente en su momento del exgobernador César Villanueva. Sin embargo, este ha declarado que él no tuvo intervención directa y que es el PEHCBM el que convoca las licitaciones y adjudica las obras.

Documento.

Pero no mencionó que fue él mismo quien con resolución ejecutiva regional del 19 de abril del 2007, solo 17 días después de asumir el cargo, designó como gerente del PEHCBM a Marco Díaz Espinoza, investigado por el titular de la Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de San Martín, José Villalta Arriaga. La fiscalía imputa a Marco Díaz de pertenecer a una organización criminal, y de haber cometido los delitos de peculado y colusión, en beneficio de Odebrecht.

Además de Marco Díaz, el fiscal Villalta también investiga a 15 personas más, entre ellos los miembros del comité de licitación, quienes fueron designados por el propio Díaz, presumiblemente en coordinación con César Villanueva. Ellos son el expresidente del comité, Juan Páucar Guerra, y los miembros Santos Gómez Chávez, Marino Gonzales Rojas, Aldo Marina Arévalo y Daniel del Águila Vela.

PUEDES VER César Acuña afirma que crisis política se puede agudizar poniendo en riesgo el país

Resulta por demás sospechoso que el expresidente del mencionado comité, Juan Páucar Guerra, que favoreció a Odebrecht con la adjudicación de la carretera de San José de Sisa, ha sido señalado por los colaboradores eficaces del caso del Club de la Construcción como uno de los miembros de los comités de licitación de Provías Nacional que entregó millonarias obras a la constructora brasileña a cambio de sobornos.

Pero Juan Páucar Guerra no actuaba solo. Él obedecía las indicaciones de sus superiores en Provías Nacional, quienes a su vez recibían las órdenes del exministro de Transportes y Comunicaciones, como lo han manifestado varios colaboradores eficaces del caso del Club de la Construcción.

Incluso durante la gestión de Villanueva, Marco Díaz, el gerente del PEHCBM a quien nombró como exgobernador de San Martín, aprobó pagar adelantos a Odebrecht, primero por 27.7 millones de soles, el 29 de diciembre de 2008, y 13.5 millones de soles, el 25 de febrero de 2009.