Carlos Tubino sobre constantes visitas a Keiko Fujimori: Solo la vamos a ver por amistad

El exvocero de Fuerza Popular Carlos Tubino intentó negar que las múltiples visitas que recibió Keiko Fujimori en la cárcel eran reuniones de coordinación.

Carlos Tubino es el nuevo presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso. Composición: La República.
La República
14 08 2019 | 18:39h

El congresista de la República Carlos Tubino se refirió al informe periodístico que reveló que la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, fue visitada en la cárcel en 536 ocasiones desde enero hasta junio de este año.

El exvocero del grupo político naranja señaló que las numerosas entrevistas que tuvieron los integrantes de la bancada con Keiko Fujimori, no fueron con un propósito de coordinar temas sobre la coyuntura política.

PUEDES VER Tubino sobre Arimborgo: “Ella ha tomado una posición un poco extrema en diferentes temas"

Carlos Tubino aseguró que sus presencias eran para darle fuerzas a la hija de Alberto Fujimori y no para dialogar acerca de directivas.

“Nosotros no vamos a buscar a Keiko Fujimori para pedirle directivas. Vamos a darle fortaleza por el momento que le toca vivir”, sostuvo el legislador fujimorista.

“Todo son especulaciones. Las visitas que se han hecho a Keiko Fujimori se han hecho basadas en amistad. Si un amigo está en la cárcel y estás en condiciones de visitarlo, ¿no lo harías? Sobre todo, si es injusto”, añadió.

PUEDES VER Mantilla y la vez que se quejó de Carlos Bruce tras blindarlo con Fuerza Popular

Vale mencionar que en promedio, la excandidata presidencial recibió 3 visitas diarias desde enero hasta junio. Asimismo, los parlamentarios Miguel Torres, Rosa Bartra, Luis Galarreta, Úrsula Letona y Milagros Takayama acudieron al Penal de Santa Mónica más de 30 veces.

A la vez, la nueva vocera del Apra, Luciana León, también registró una visita a Keiko Fujimori. Por ahora no se ha pronunciado respecto al tema.

Cabe recordar que la presidenta de Fuerza Popular se encuentra cumpliendo prisión preventiva desde noviembre de 2018 por sus presuntos vínculos irregulares con la constructora brasileña Odebrecht.