En emergencia. En el nosocomio se hallaron equipos médicos que por razones inexplicables fueron dados de baja sin que se reclamara a los proveedores.

Roban medicamentos a enfermos de cáncer en hospital Carrión

Indignante. Durante la intervención fiscal ejecutada a pedido de la Procuraduría Anticorrupción, las autoridades también encontraron en el mismo nosocomio chalaco un almacén improvisado donde había equipamiento médico dado de baja, no obstante que recién había sido adquirido entre 2016 y 2018. Pacientes son los más perjudicados.

La República
13 Ago 2019 | 8:18 h

Por: María Elena Hidalgo

El hematólogo Walter Terrones Heredia, del hospital Daniel Alcides Carrión, recetó a un paciente oncológico una dosis del medicamento Ritusimab de 500 miligramos, cuyo costo es de 3.031 soles la unidad. Las autoridades detectaron que la receta fue adulterada por una persona que entregó al paciente la dosis prevista y se quedó con la adicional para revenderla en el “mercado negro”.

PUEDES VER Las terapias de la tortura

Parecía un caso aislado. Sin embargo, luego se detectó que el médico Ronald Ventosilla Villanueva recetó dos pastillas Erlotinip a otro paciente oncológico. Pero en el sistema informático de la farmacia del hospital Carrión se consignó la entrega de 58 pastillas de Erlotinip. Es decir, 56 pastillas adicionales. El precio de cada una es de 112.50 soles.

Estos casos sobre el robo de medicamentos para pacientes de cáncer llegó a oídos de las autoridades por parte de los trabajadores del hospital. El procurador anticorrupción del Callao, Engie Herrera, solicitó a la Fiscalía el allanamiento del nosocomio, lo que contribuyó a descubrir los hechos y a detener el robo sistemático de los medicamentos para los pacientes oncológicos.

PUEDES VER En setiembre se construirá sala de operaciones en centro de salud de Catacaos

El director del hospital Carrión, Daniel Gómez Arenas, aceptó que estos hechos se registraron en el nosocomio.

Afirmó que no se trataba de una mafia dentro del hospital que lucraba con los medicamentos robados sino de la supuesta acción solitaria de un trabajador de farmacia.

“Es cierto que se han encontrado irregularidades, pero no se trata de una mafia sino de un hecho individual. Antes que llegue la Fiscalía, las recetas adulteradas fueron detectadas por una química farmacéutica, quien luego lo reportó al jefe de Farmacia. Este envió un documento al químico oncológico responsable de la entrega de los medicamentos para que ofreciera una explicación, pero no lo hizo. Cuando tomé conocimiento del caso, llamé al químico oncológico, pero no vino. No ha vuelto a aparecer por el hospital”, señaló el director Daniel Gómez.

PUEDES VER Minsa realiza carrera pedestre por la donación de órganos

La persona a la que hizo referencia el director del hospital es el químico oncológico Carlos Yataco Chacaliaza. Antes de recalar en el hospital Daniel Alcides Carrión, laboró en el área de Farmacia del hospital Guillermo Almenara Yrigoyen de Essalud y en el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN).

“Hemos dado todas las facilidades para que se esclarezca esto. Considero que se debe cambiar la manera de controlar los medicamentos oncológicos para que esto no vuelva a ocurrir”, expresó Daniel Gómez.

Los más afectados

De acuerdo con funcionarios del hospital chalaco, sería Carlos Yataco el responsable de la adulteración de la recetas para quedarse con los medicamentos no solicitados por los médicos. Los costosos productos para el tratamiento del cáncer son adquiridos por el Seguro Integral de Salud (SIS).

PUEDES VER Niños peruanos con labio y paladar hendido serán operados de forma gratuita

Precisamente, la jefa del SIS, Doris Lituma, explicó a La República que las compras se hacen mediante el Programa Estratégico de Prevención y Control de Cáncer del Ministerio de Salud, que luego los remite al nosocomio chalaco: “Este es un robo directo a los pacientes afiliados al Seguro Integral de Salud. Se les quita los medicamentos que necesitan para su tratamiento de cáncer”, manifestó Lituma.

Las autoridades no descartan que esta modalidad de sustracción de costosos medicamentos para combatir el cáncer se repita en otros niveles de atención. Es decir, no es un caso aislado.

Según la Procuraduría, dentro del hospital se producía “un robo sistemático y millonario en el área de farmacia del hospital Daniel Alcides Carrión de medicamentos de alto costo del programa de oncología, montos adulterados los cuales son cargados al Estado (SIS), entidad que luego desembolsa en dinero, obteniendo montos económicos de forma ilícita”.

PUEDES VER Módulos para atender a menores víctimas de violencia están en pésimas condiciones

Lo cierto es que los más afectados por esta clase de sustracciones de medicamentos son los afiliados del SIS, quienes no cuentan con recursos para tener acceso a dichos productos.

“Tomamos conocimiento de que a los pacientes de oncología afiliados al SIS, quienes deben recibir medicamentos de forma gratuita, no lo recibían por existir un desabastecimiento. Además se advirtió la adulteración en las recetas médicas de los pacientes. La hipótesis de la Procuraduría es que estos medicamentos serían sustraídos para ser comercializados en el ‘mercado negro’. Las investigaciones lo determinarán”, expresó el procurador Engie Herrera.

Dinero al tacho

Pero no fue lo único que se encontró en el allanamiento.

Equipos médicos adquiridos para el Hospital Nacional del Callao Daniel Alcides Carrión entre 2016 y 2018 fueron abandonados en un improvisado almacén dentro del nosocomio, supuestamente dados de baja porque no funcionaban.

PUEDES VER EsSalud en línea atendió más de 17 mil consultas en quechua [VIDEO]

El hallazgo se produjo durante el operativo de allanamiento dispuesto por el fiscal Óscar Vite Torres, a solicitud del procurador anticorrupción Engie Herrera.

En el depósito intervenido, ubicado frente al Área de Pediatría, se hallaron varios ecógrafos y aparatos resucitadores, comprados en 2018, además de diversas incubadoras, adquiridas en 2016, camillas, cocinas nuevas y grupos electrógenos. Ninguno de los equipos tenía registro de baja. Tampoco se encontró documentación que probara que, cuando se detectaron defectos en las máquinas, se hizo el reclamo correspondiente al proveedor.

PUEDES VER EsSalud entregará medicamentos en bolsas de papel a fin de año

“También encontramos otro almacén enorme con equipos médicos costosos y bienes presuntamente en buen estado, pero dados de baja por encontrarse en mal estado. Estos hechos lo hemos denunciado ante el Ministerio Público para que las autoridades del hospital lo aclaren. Consideramos estos hechos irregulares y que perjudican a los pacientes, quienes muchas veces encuentran un hospital deficiente e incapacitado para atender la demanda de los pobladores”, dijo el procurador Herrera.

La operación de allanamiento se produjo el 2 de julio, pero se mantuvo bajo reserva hasta la identificación de los responsables.

La jueza Tatiana Barrientos Cárdenas fue quien autorizó la medida en el hospital Carrión del Callao.

PUEDES VER Medicinas por casi S/2 millones sin póliza de seguro

Fueron dos los puntos visitados por la Fiscalía. Además del almacén improvisado ya mencionado, se produjo una incursión en el Consultorio 80, un espacio designado a la atención ambulatoria de pacientes que había sido clausurado y destinado como depósito de material médico no autorizado.

Las autoridades encontraron tensiómetros, barómetros, manómetros, lentes panorámicos, estetoscopios, gasas gástricas para operación, así como materiales de bioseguridad (mandiles, mascarillas, antisépticos, etc.), acumulados por años.

En evidencia

De acuerdo con fuentes de la Fiscalía, los implementos habían sido retirados del almacén central debido al requerimiento de las diferentes especialidades de tratamiento ambulatorio. Sin embargo, estos fueron almacenados sin llevarse un control patrimonial, es decir, sin determinarse por qué no fueron usados.

PUEDES VER FF.AA. y farmacéuticas se unen para combatir la anemia en el VRAEM

“Tomamos conocimiento de presuntos actos de corrupción en el Hospital Daniel Alcides Carrión, como el hallazgo de diversos insumos y equipos médicos en un consultorio conocido como el ‘80’, que hacía las veces de almacén. Existe un almacén general y único en el nosocomio, por lo que es sospechosa la existencia de ese consultorio ‘80’, debido al costo de cada bien hallado en su interior”, expresó el procurador anticorrupción del Callao.

La jefa de Departamento de Enfermería del Hospital Carrión, Nancy Gamboa Kam, dio su versión: “Lo que pasa es que el almacén central solo abastece hasta una hora determinada y durante los días hábiles. Son 123 consultorios los que existen en todo el hospital y no podemos permitir que los insumos se acaben, por lo que se buscó un espacio cercano a los consultorios para guardar y luego despachar lo que requerimos a diario para atención ambulatoria. Tenemos entendido que esto funciona así desde hace cinco años. Considero que s hubo un malentendido, esto se va a aclarar”, explicó.

PUEDES VER El aterrador panorama que enfrentan los pacientes psiquiátricos de Venezuela [FOTOS y VIDEO]

El caso se encuentra en etapa de investigación preliminar en la Fiscalía Provincial Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios.

¿A quiénes beneficia la falta de equipos? Pronto lo sabremos.

Datos

Desaparecido. La República buscó a Carlos Yataco para obtener su versión y lo hizo en la dirección que consignó en su DNI.

¡Vaya sorpresa! Curiosamente, en el lugar vive un homónimo, quien dice no conocerlo.

.