ACTIVIDAD. Darío Oviedo fue expositor en evento de minería que se realizó en la Universidad Católica San Pablo.

Southern: Unops no dejó observaciones, fueron recomendaciones

Arequipa. Director ambiental de minera, Darío Oviedo, en evento académico, aseguró que proyecto no tendrá contacto con río Tambo y que habrá regulación ambiental estricta.

La República
26 Jul 2019 | 6:28 h

Mónica Cuti

Arequipa. El talón de Aquiles del proyecto minero Tía María es la desconfianza en el actual Estudio de Impacto Ambiental (EIA). Desde que la Oficina de las Naciones Unidas de Servicio de Proyectos (Unops) realizó 138 observaciones al primer EIA del proyecto en 2011, la población y autoridades no creen que estas se hayan levantado a la fecha. Esto, pese a que en 2013 se presentó un EIA nuevo.

Durante una conferencia de minería en la Universidad Católica San Pablo, el director ambiental de la empresa Southern, Darío Oviedo, aseguró que todas fueron levantadas.

PUEDES VER: Arequipa: Contundente paro contra Tía María en Arequipa | FOTOGALERIA

Incluso indicó que lo que la Unops dejó, luego de revisar el primer EIA, no fueron observaciones, sino recomendaciones.

Fueron dos las principales observaciones: el problema con el polvo de las explosiones y el estudio hidrogeológico. En el caso del polvo, según Oviedo, en el primer EIA, se consignaba un modelo de expansión atmosférica regulatorio muy simple, pero recogieron la recomendación de la Unops y fue mejorado. Además, aseguró que el polvo que se emitirá, como producto de las explosiones, no creará enormes nubes, pues este solo dura cinco segundos y se hace vía digital, por lo que no es perceptible por la población.

Sobre el estudio hidrogeológico, indicó que se realizó un estudio adicional al que se hizo en el primer EIA. Dijo que las actividades de la minera no tendrán contacto con el agua del afluente. La duda era porque se encontraron bolsas de agua debajo de la zona donde se realizaría el proyecto y se creyó que podrían filtrarse e ir al río; sin embargo, según el estudio que hicieron, esas aguas tienen más de 60 años, habrían llegado por un evento de El Niño y no tienen conexión con el río.

Oviedo manifestó que entiende que haya desconfianza por la forma como se manejaba la minería en el pasado, pues las actividades extractivas en todo el mundo no tenían las regulaciones de ahora y tampoco eran exigidas, pero hay nuevas tecnologías hoy en día.

PUEDES VER: Cáceres Llica: “Tenemos sustento técnico y legal para anular la licencia de Tía María”[VIDEO]

“El proyecto Tía María aplicará tecnología moderna, hay una imagen negativa del pasado, pero ya no es así; reafirmamos que se trabajará en la coexistencia”, señaló.

Casi al término de su ponencia, mencionó que tienen un plan de manejo ambiental y que se quieren prevenir y reducir los impactos del proyecto. También hay un plan de cierre, una vez que deje de operar la mina.

La República le consultó si, en un futuro, la empresa pensaba extraer sulfuros, una vez concluida la utilización de los óxidos. Oviedo indicó brevemente que no lo descartan, pero que, para ello, tendrían que realizar un estudio de impacto ambiental nuevo y detallado.

En el caso de que quiera sacar sulfuros, la empresa sí produciría relaves. Evitó pronunciarse sobre la evaluación a la licencia de construcción.