Yeni Vilcatoma no deja continuar debate en el Pleno si es que no le dan la palabra [VIDEO]

Un bochornoso hecho ocurrió este lunes mientras tenía la palabra el congresista Gino Costa. Daniel Salaverry tuvo que intervenir.

La República
22 07 2019 | 12:47h

La legisladora Yeni Vilcatoma protagonizó un bochornoso momento al pedirle al presidente del Congreso la palabra, pese a que ya había intervenido en el Pleno y en ese momento era turno de su colega Gino Costa.

Cuando Daniel Salaverry le explicó que no podía darle la palabra porque ya había hablado, Yeni Vilcatoma alzó su mano y no se sentó, mientras alzó la voz para exigir intervenir en el debate.

PUEDES VER Janet Sánchez sobre Salvador del Solar: “No lo estoy denunciando, estaba contando sucesos”

Si bien Yeni Vilcatoma insistió, no le correspondía hablar en ese momento por lo que permaneció parada, a modo de llamar la atención de quienes estaban en el Pleno. El hecho quedó registrado ante las cámaras de los medios de comunicación.

Mientras tanto, el legislador Gino Costa se refería a la llamada entre Janet Sánchez, presidenta de la Comisión de Ética del Congreso, y el primer ministro Salvador del Solar, la cual fue publicada el domingo 21 de julio por la legisladora.

“Acá no se ha llamado para pedir blindar a alguien o para tomar una decisión contraria a lo que decía la presidenta de la Comisión de Ética, simplemente sobre la oportunidad de llevar a cabo una reunión de un determinado tema”, señalaba sobre la llamada de Salvador del Solar.

PUEDES VER Fujiapristas protagonizan incidentes en Pleno del Congreso

“Eso no es interferencia, interferencia es evitar que Los Cuellos Blancos del Puerto puedan ser investigados por una llamada. No confundamos las llamadas con que el señor Hinostroza deje libre a una persona que ha dejado libre a una niña”, añadió.

Ante esto, Daniel Salaverry pidió a los parlamentarios “zanjar el tema y empezar a tratar los temas importantes para el país”, mientras que Yeni Vilcatoma continuaba sin sentarse en su sitio y levantando su mano, a modo de pedir la palabra de la cual ya había hecho uso, pero el presidente del Congreso siguió con el Pleno.