Versión. Efectivos del Ejército han empezado a dar sus testimonios. Varios guardan silencio o han modificado sus declaraciones.
Versión. Efectivos del Ejército han empezado a dar sus testimonios. Varios guardan silencio o han modificado sus declaraciones.

Militares cambian versión en juicio por masacre de Cayara

Proceso. A nivel de juzgado, relataron detalles del asesinato de 33 campesinos el 14 de mayo de 1988, durante un operativo para buscar terroristas que emboscaron un convoy militar el día anterior.

La República
29 Jun 2019 | 6:03 h

Por: María Elena Castillo

Oficiales y soldados procesados por la masacre de 33 campesinos del distrito ayacuchano de Cayara, en 1988, que a nivel de juzgado dieron detalles sobre estos crímenes, han comenzado a cambiar su versión en juicio oral.

Según documentación entregada en el fuero militar, el 14 de mayo se llevó a cabo el operativo “Persecución”, horas después de que un convoy del Ejército fue emboscado y dinamitado por terroristas de Sendero Luminoso en el paraje Erusco, dejando cuatro muertos y quince heridos.

PUEDES VER Fiscalía entrega restos de víctimas de la violencia

Diez patrullas recorrieron poblaciones cercanas en busca de los subversivos, sin embargo, terminaron ejecutando a campesinos que hallaron en su camino.

Esto fue negado inicialmente por los militares, pero en 2006 y 2007 algunos oficiales y soldados detallaron lo que sucedió. Uno de ellos es Eugenio Cerna Arias, quien cumplía el servicio militar en el cuartel Pampa Cangallo y participó en el operativo para buscar a los terroristas.

Su jefe directo era el teniente Luis Alberto Castañeda Marín.

PUEDES VER Áncash: capturan requisitoriado por terrorismo en Huántar [VIDEO]

Contó que, al llegar al pueblo de Cayara, les ordenaron juntar a la gente que había, llevándola a la iglesia. Él se quedó afuera, pero pudo escuchar disparos. Luego fueron a una “pampita” donde había soldados de otras patrullas.

“Recuerdo que a los varones los han puesto tendidos en el suelo, boca abajo, y de ahí no sé qué le ha pasado al teniente y en ese momento ha ordenado que se elimine a la gente”, dijo Cerna ante el juzgado.

El militar también afirmó que días después recibieron la orden de desenterrar los cadáveres.

PUEDES VER Agentes de la Dircote capturan a dos requisitoriados por terrorismo

Cerna Arias declaró en el juicio oral el 23 de enero pasado, cambiando su testimonio.

Orden del presidente

Otro integrante del Ejército que quiere modificar su versión es el oficial Luis Francisco Álvarez Rodríguez, quien fue jefe de la patrulla “Otorongo”, una de las seis de la Compañía Lince que participaron en el operativo “Persecución”.

De acuerdo a la declaración que dio en 2007 ante la jueza Miluska Cano, fue convocado para desenterrar los cadáveres de los campesinos asesinados, por mandato del entonces presidente Alan García.

PUEDES VER Huánuco: Senderista es capturada por la Dircote en Campo Grande

Relató que el mayor Miguel Najar Acosta, conocido como “Tigre”, le informó que el presidente Alan García ordenó que “no quede huella” y desaparezcan todos los cuerpos de la masacre. Dijo que ello fue corroborado por el teniente “Cobra”, cuyo nombre real es Jorge Lavado Acha.

“Me dijo ‘promo, sí, el presidente ha dado la orden, yo he estado presente’”, contó Álvarez en el juzgado, precisando que ello había ocurrido en la base de San Pedro de Hualla, a donde llegó el exjefe de Estado días después de la matanza.

El 7 de junio, dicho oficial acudió al juzgado, pero se ha negado a declarar.

En el juicio oral se está procesando, además, a quien fue jefe del Comando Político Militar, José Valdivia Dueñas, como autor mediato, porque desde su comando se elaboró el “Plan Persecución”.

Declaración

documento

En el juzgado, el oficial Luis Francisco Álvarez dijo que el expresidente Alan García ordenó desaparecer los cadáveres. Ahora no ha querido declarar.