La Reforma Agraria fue un acto de justicia para los campesinos

Saludo. Gral. Leonidas Rodríguez Figueroa y dirigente de Huando Zózimo Torres expresan satisfacción.

Reflexiones. A cincuenta años de la emisión del Decreto Ley 17716, voces de campesinos, dirigentes y trabajadores que vivieron en carne y hueso este proceso lo reconocen como el más importante de las últimas décadas.

La República
29 Jun 2019 | 6:16 h

Por Wilber Huacasi

Cincuenta años de la reforma agraria y continúa el debate. Voces desde la academia, desde los herederos de los hacendados. Hablan los abogados. Hay nuevas publicaciones, hay reimpresiones de libros. Con todo, tal vez el tiempo transcurrido será aún insuficiente para cerrar el análisis de este proceso y sus múltiples variables.

Hay voces también de quienes vivieron el proceso en carne y hueso. Varios, entrevistados por esta redacción, recuerdan de memoria el número del decreto ley (17716), la fecha (24 de junio de 1969) y la frase del general Juan Velasco Alvarado: “¡Campesino, el patrón ya no comerá más de tu pobreza!”.

PUEDES VER Sigrid Bazán: Día del campesino

Algunos estuvieron esta semana en el “Seminario internacional: 50 años de la Reforma Agraria Peruana: Nuevas lecturas y enfoques”, realizado durante tres días, a iniciativa de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Otros, como el dirigente Zózimo Torres Claros, de Huando, y la campesina Faustina Meza Huincho fueron ubicados en sus viviendas. Sus voces también cuentan.

En medio del debate durante estos cincuenta años se han identificado impactos que ya podrían ser reconocidos como indiscutibles. Fernando Eguren, en un reciente encuentro realizado en la Confederación Nacional Agraria (CNA), consideró que el principal cambio que generó la reforma agraria fue “la conquista de la construcción de la ciudadanía”. Eguren reconoce este logro que fue, además, irreversible.

PUEDES VER Cusco: Productores lácteos de Chumbivilcas son distinguidos con medalla del Minagri

El experto del Centro Peruano de Estudios Sociales (CEPES) recuerda que los dirigentes campesinos, luego de la reforma agraria, llegaron a ser elegidos, asumieron roles políticos. “Muchos dirigentes tuvieron que dejar los cargos dirigenciales para dedicarse a la vida política”, reflexiona.

También apunta que la reforma agraria es reconocida no solo como un acto de justicia, sino también como una necesidad para el desarrollo.

PUEDES VER La Revolución y La Tierra: lanzan tráiler de producción basada en la Reforma Agraria [VIDEO]

"Había reclamo", subraya, "para que el trabajo sea pagado con un salario. Era un reclamo muy moderno, contra un régimen de servidumbre que por entonces regía en el país".

Cincuenta años de la reforma agraria y los recientes actos de conmemoración se advierten apenas como el inicio de una nueva temporada de reflexiones. Puno y otras regiones alistan una serie de encuentros para lo que va del año.


Testimonios

"Faltó acompañamiento político y social para avanzar con la reforma”

Zózimo Torres Claros (85 años) Huaral / Exdirigente sindical de la hacienda Huando

Yo estuve en Palacio en 1971, cuando el general Juan Velasco Alvarado iba a tomar juramento a un nuevo ministro. Antes no había las restricciones como ahora para ingresar a Palacio. Yo ingresé y luego del acto de juramentación intenté acercarme al general, pero como me impidieron grité: “¡General Velasco!, ¡soy de Huando!”. Allí el general hizo señas para que me dejen pasar y me estrechó la mano. “Oye, viejo, tú quieres hablar conmigo, ¿no?”, me dijo. Enseguida agregó que el gobierno estaba pendiente del problema que teníamos en Huando, con el intento de boicot a la reforma agraria, con la redistribución privada de las tierras, de parte de los hacendados de la familia Graña. Por eso nosotros habíamos realizado la huelga y organizamos una marcha de sacrificio a Lima. Previo a la reforma agraria hubo un proceso de lucha en los años sesenta, desde los sindicatos. Yo fui dirigente sindical. Organicé el sindicato entre los trabajadores de la hacienda de Huando. Eso fue un logro. Luego vinieron a buscarme de otra hacienda para pedirme que los ayude a organizarse. La reforma agraria generó un impacto en la sociedad, nos dio más igualdad. Fue un acto de justicia. Tal vez faltó un acompañamiento político desde los siguientes gobiernos, desde que se dio el cambio con Francisco Morales Bermúdez. También faltó acompañamiento social y comprensión sobre el modelo.