Santana compra terreno y se lo revende a su iglesia

Ruleteo. Inmueble fue adquirido por el pastor por US$ 90 mil con aportes de sus feligreses y luego lo vendió a El Aposento Alto -organización que él mismo preside- por más de US$ 800 mil.

Feligreses molestos. El pastor Santana adquirió, con fondos donados de sus seguidores, el terreno que luego revendió a la iglesia evangélica que él dirige.

La República
27 M06 2019 | 05:52h

Por: Lucero Ascarza Canales | Investigación Wayka

Por intermedio de su empresa Corporación Jedidias EIRL, el pastor evangélico Alberto Santana adquirió acciones y derechos de una parcela en Carabayllo por 90 mil dólares, alrededor de 290 mil soles de la época, en 2009. Después, en enero de 2018, el mismo terreno fue vendido por la empresa de Santana a la Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto, institución religiosa que él preside, a 2 millones 608 mil soles, equivalente a más de 800 mil dólares. Es decir, ocho veces respecto al precio original. Una diferencia considerable y con un claro beneficiario: Alberto Santana.

PUEDES VER Milagros Leiva tilda de “Santanás” a pastor que estafó a joven con la ‘tierra prometida’

Los documentos de Registros Públicos demostrarían que el pastor Santana se vendió a sí mismo la propiedad, porque tanto la empresa como la iglesia evangélica son de su dominio personal, como lo acreditan las fichas registrales. Después de todo, Santana no solo es pastor en la congregación. Desde 2003, es presidente del Consejo Directivo de la Iglesia Cristiana Mundial El Aposento Alto, registrada como asociación civil en 1994.

Al norte de Lima, en el centro poblado Punchauca, distrito de Carabayllo, se ubica el predio de 37 mil 28 m² que, de acuerdo a información de Sunarp, fue adquirido por Juan Luque Rojas en 1990. En 2009, Luque y su esposa vendieron 20,25% de acciones y derechos de este inmueble a la Corporación Jedidias EIRL, la empresa de Alberto Santana. En ese entonces, los fieles pensaban que el terreno, adquirido con el dinero de sus donaciones, le pertenecía a la iglesia El Aposento Alto.

PUEDES VER Alianza Lima: Club íntimo negó que iglesia evangelista haya ganado algún fallo sobre la explanada de Matute

En 2018, las acciones del terreno pasaron de costar 90 mil dólares (precio que pagó la empresa de Santana en 2009) a más de 800 mil, cuando la empresa las vendió a la iglesia evangélica El Aposento Alto. O sea, a sí misma. De acuerdo con informes de la Cámara Peruana de Construcción (Capeco) y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), el precio del m² en Carabayllo pasó aproximadamente de 128 a 700 dólares entre 2010 y 2018. Sin embargo, el sobreprecio en la venta del terreno adquirido por la empresa de Santana excede largamente a los cambios en el mercado inmobiliario.

Cabe precisar que Corporación Jedidias es una empresa individual de responsabilidad limitada (EIRL), que por definición tiene un solo accionista/socio. Alberto Santana la constituyó en el año 2000, con él como titular-gerente. Por tanto, es el dueño y beneficiario directo de las ganancias de la empresa. Poco después, Santana se convirtió formalmente en líder del Consejo Directivo de El Aposento Alto y, como tal, responsable de la administración de sus fondos. Lo que fue producto de las donaciones de sus fieles, se inscribe a su nombre.

PUEDES VER Pastor Santana: Exfieles lo denuncian por vender títulos falsos [VIDEO]

Bajo sospecha de lavado de activos

En la venta de la parcela a ocho veces su precio original gana el pastor, pero sale perdiendo la iglesia evangélica que él mismo preside.

Sobre ese punto, la abogada penalista Liliana Calderón declaró que podría tratarse de un caso de administración fraudulenta.

“Si él es presidente del consejo de administración de la iglesia y utilizó los bienes de la iglesia en perjuicio de esta, eso podría constituir un delito”, explicó.

Mientras, el especialista en lavado de activos, Luis Lamas Puccio, opinó que la compra y venta del terreno con sobreprecio podría encajar con un esquema de ‘autolavado’. ¿Por qué razón? Una hipótesis es que el pastor Santana no podría explicar de dónde salió la plata que invirtió en la propiedad.

Papelito manda

Documentos que acreditan que Santana vendió un terreno de su propiedad a la iglesia que él preside.