MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - ¿Cuáles son los cruces confirmados de octavos de final?
AHORA - Minsa confirma inicio de la quinta ola en Perú y anuncia medidas
Política

Factor liderazgo

La Republica

Por un mejor resultado económico anualizado.

La economía peruana creció en abril de este año un magro 0,02%, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el registro más bajo de los últimos años, y que ha motivado comentarios variados, algunos en tono pesimista y poco informados.

Este resultado se debe al accionar negativo de sectores constitutivos cruciales de nuestro desempeño, especialmente el sector Minería e Hidrocarburos, que tuvo una caída de -2,87%, y Pesca, cuya caída fue de -63,02%, debido a una menor captura de anchoveta, que pasó de más de un millón de toneladas en abril 2018 a 110 mil toneladas en abril este año.

Estos factores son estacionales, a los que se agregan los días no laborables de la Semana Santa, los mismos que implican una rebaja sustantiva de los despachos, de la venta de insumos de la construcción y menor consumo de energía.

En un análisis objetivo, no se puede afirmar que nos encontramos frente a una tendencia o que el resultado de abril se deba a decisiones específicas adoptadas para un registro concreto. En cambio, debe considerarse que este dato entraña un llamado de alerta sobre efectos que sí podrían tener en el futuro otras decisiones que dejen de adoptarse. De hecho, considerando que el primer semestre del año tendrá un desempeño menor al proyectado, posibilidad reconocida por el MEF, es preciso elaborar una lista de pendientes de instrumentos de política económica en la perspectiva del resultado anualizado.

En el sector minería, por ejemplo, debe garantizarse la plenitud constante de las operaciones en Las Bambas, lo cual implica una adecuada gestión de conflictos, que pasen tanto por los criterios de autoridad, justicia y responsabilidad, y el aumento de las operaciones de extracción de líquidos de gas. Del mismo modo, una base de crecimiento es el retorno a los niveles tradicionales de extracción pesquera.

En otros rubros, es necesario que los sectores privados no mineros continúen creciendo, como es el caso de Construcción, Comercio y Servicios, al mismo tiempo que debería garantizarse el aumento de la inversión pública, una tarea decisiva en este primer año de gestión de los nuevos gobiernos regionales y locales, un sector que incide en el aumento de la demanda.

En todo ello, el factor liderazgo, en lo político y técnico, es crucial. La mejora de la confianza de los consumidores y los inversionistas, y la creación de empleo, es un desafío diario que excede la austeridad verbal actual del gobierno en este rubro. Un mejor desempeño económico de este año depende de una actividad cotidiana.