MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí las incidencias de la jornada de esta segunda vuelta
Política

Segunda temporada

La Republica

Revelaciones de ‘Los Cuellos Blancos’ en posición anaranjada.

Se conocen nuevas revelaciones que dan cuenta de la extensión que había tomado la red delictiva ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’, con datos precisos sobre estrechos nexos con políticos y magistrados y, por lo menos, un alto miembro del servicio diplomático, en una dimensión no prevista.

La segunda temporada de estas revelaciones confirma varias hipótesis en las que trabajaba la Fiscalía, y que la práctica política lo evidenciaba con algunas señales preocupantes.

Una de estas certezas es el proceso de cooptación que iniciaron el año 2016 Fuerza Popular y el Apra sobre algunos poderes u organismos públicos. Ahora no existe duda de que esta operación se había consumado en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE). Uno de los exmagistrados del extinto CNM llegó a hacerse llamar el “legislador N° 74” en alusión a los miembros de la bancada fujimorista, en tanto que el proceso de no renovación de Mariano Cucho al frente de la ONPE -acusado injustamente de ser responsable de la derrota electoral de Keiko Fujimori- implicó la elección fraudulenta de un nuevo jefe de ese organismo, sujeto totalmente a la alianza FP-Apra y a otros personajes oscuros.

En la Corte Suprema y en la Junta de Fiscales Supremos la cooptación estaba en curso. Los datos suministrados por los colaboradores eficaces indican la existencia de varias líneas abiertas entre la mayoría parlamentaria y el núcleo duro fujiaprista en ambos organismos, patentizadas en una intensa comunicación como no se ha registrado con otros organismos del Estado.

En esa estrategia era crucial el asalto a la presidencia de la Corte Suprema, vía el defenestrado vocal César Hinostroza u otro vocal de reconocida militancia aprista, lo que se produciría para el actual periodo 2019-2020, y el control de la cúpula de la Fiscalía a través de tres fiscales supremos, Gonzalo Chávarry, Tomás Gálvez y Víctor Raúl Rodríguez. En este último organismo los avances fueron mayores, hasta que los CNM audios impidieron que se consume la toma del Ministerio Público.

En este proceso, la cooptación se transformó en fusión, y en esa medida es acertada la afirmación de la Fiscalía sobre que la mayoría parlamentaria era parte del grupo delictivo, en una relación no solo de beneficio procesal y/o funcional sino del uso del poder, actual y el que el fujimorismo y sus aliados pensaban acrecentar con un hipotético triunfo electoral del año 2021. Ese grupo que intentaba capturar el Estado desde el Congreso, es un riesgo para la democracia.