“Partidos son muy vulnerables y reforma política los fortalecerá”

La Republica
Jhony Elias

Martín Tanaka Dongo. Integrante de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política. Es doctor en Ciencia Política por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

¿La reforma política fortalece a los partidos?

Esa es la idea. Hay algunos críticos que dicen que las reformas los van a debilitar, pero es exactamente al revés. Los partidos son en este momento tremendamente débiles, y lo son porque son muy vulnerables al dinero ilegal, a la lucha fratricida por el voto preferencial, no tienen mecanismos democráticos para elegir a sus autoridades y a sus candidatos. Y por ello estamos haciendo las propuestas de reforma para legitimar a las agrupaciones políticas.

¿Cuál es el obstáculo de fondo que impide el avance de esta reforma?

Son las objeciones que están presentando los diferentes congresistas y bancadas a la propuesta del Ejecutivo. El problema está en que algunas de ellas, me parece que son fruto de que no se ha entendido bien el sentido de la propuesta. Eso se puede resolver con más debate, pero hay otras que representan objeciones más de fondo y que puedan llevar a que se vuelva a generar una crisis, pues a pesar de que se le dio la confianza al Gobierno, el Congreso tal vez no acepte algunas propuestas consideradas importantes por el Ejecutivo, lo que nos llevaría otra vez al escenario de la cuestión de confianza.

¿Qué propuestas, por ejemplo?

Se está discutiendo las elecciones internas en los partidos o la paridad y alternancia en las listas de congresistas.

Respecto a las internas de manera abierta y universal, el reparo es que cómo quienes no militan en un partido van a elegir candidatos de otro.

Ese es un tipo de crítica que yo creo que explicando mejor el asunto se podría absolver. Esa crítica no tiene fundamento porque actualmente así funciona, cuando vamos los ciudadanos a elegir quiénes van a ir al Congreso, votamos por cualquier partido, y de los candidatos que nos presenta una agrupación elegimos quién va a ir al Parlamento mediante el voto preferencial.

Aquí, cuando el Partido Aprista hizo elecciones abiertas, se acusó a Alianza Para el Progreso (APP) de infiltrar a sus militantes para apoyar al candidato aprista más débil y así tener asegurado el triunfo.

Eso no va a suceder porque estamos proponiendo elecciones simultáneas, obligatorias, y con una barrera electoral alta para que el partido que no la pasa pierda su inscripción. No tiene ningún sentido que tú pierdas tus propios votos para regalárselos al rival. Eso ya sucede con la elección congresal. A nadie se le ocurre que los militantes de APP voten por el Apra.

¿La paridad o la meritocracia debe prevalecer para conformar las listas partidarias?

Es que no son contradictorios. Al contrario, el mecanismo de la paridad trata de evitar que las mujeres que tienen mérito sean excluidas por razones de las prácticas habituales de los partidos políticos, que tienen sesgos en contra de la participación de las mujeres. No debería verse como principios en contradicción.

En el referéndum la ciudadanía rechazó la bicameralidad, pero el Ejecutivo quiere implementarla, ¿no hay una incoherencia?

La Comisión de Reforma Política cree que no. El Ejecutivo planteó al Congreso una propuesta de bicameralidad que tuvo aprobación mayoritaria de los ciudadanos, pero en el último momento cambió algunos artículos que distorsionaron la propuesta, por eso el Gobierno pidió votar en contra de la bicameralidad en el referéndum. Pero era votar en contra de esas modificaciones hechas por el Legislativo. La Comisión alcanzó una propuesta al Ejecutivo que retomaba la bicameralidad, pero no el proyecto rechazado en el referéndum. Además, el Ejecutivo no acogió el planteamiento de la Comisión y no presentó proyecto de dos cámaras.

¿La Junta Nacional de Justicia (JNJ) nos garantiza mejores magistrados que el Consejo Nacional de la Magistratura?

No, no garantiza nada, pero creemos que es un paso importante. Esto es una carrera y la conformación de la JNJ es solo el inicio, después empieza el trabajo de verdad. Estamos entrampados en ver cómo se organiza la JNJ.

Solo 3 de 104 candidatos aprobaron el examen para la JNJ, ¿no es eso una mala señal?

Así es. Y eso es consecuencia que la Comisión Especial para la JNJ hizo un examen muy malo. No hicieron bien su trabajo, no respetaron el sentido de la propuesta original hecha por la Comisión para la Reforma.