En regiones del sur hay 33 conflictos socioambientales

La Republica

En compás de espera. Más de 30 conflictos entre activos y latentes podrían encenderse en los próximos meses. Tía María en Arequipa, el gasoducto y el aeropuerto de Chinchero son los que más preocupación generan.

Mientras en Lima, el presidente Martín Vizcarra Cornejo y el Congreso se enfrascan en una discusión por las reformas políticas; en las regiones de Arequipa, Puno, Moquegua, Cusco y Apurímac, hay por resolver 33 conflictos socioambientales (pugnas entre empresas que quieren extraer minerales con la población), según el registro que maneja la Defensoría del Pueblo (ver infografía).  

Cusco y Apurímac registran 8 y 4 conflictos, respectivamente. Todos involucran al sector extractivo (minería y gas). Ambas regiones tienen un conflicto en común, que el mes pasado estalló. Se trata del problema originado entre la población cusqueña y apurimeña con la minera Las Bambas

PUEDES VER: Detectan posible caso de síndrome Guillain-Barré en Arequipa

La población cerró el corredor minero del sur (va de Apurímac hasta Arequipa), por donde se traslada el mineral que se extrae de Las Bambas, debido a que, según indican los pobladores, estaban dañando la vía y no daban ninguna compensación. 

Para resolver este problema, el gobierno ha iniciado mesas de diálogo donde se evalúa todos los reclamos de la población de Apurímac y Cusco. Ya se compensó económicamente a pobladores de Llallimayo.

La informalidad

Puno es la segunda región con más conflictos extractivos en el sur. La mayoría de ellos son problemas con minería informal en las provincias de San Antonio de Putina, Carabaya, Azángaro y Melgar (Puno). Pero también con proyectos formales que estarían contaminando ríos, como Aruntani en las provincias de Lampa y Melgar.

Se reactiva

En Arequipa, en el valle de Tambo - Islay, se puede reactivar el conflicto por el proyecto minero Tía María. Entre los años 2011 y 2015, debido a enfrentamientos entre población y policías, hubo siete muertos

PUEDES VER: Jefe de personal de Educación Puno acusado de falsificar diploma

La mecha se puede volver a encender porque el gobierno central está por entregar la licencia de construcción a la minera Southern para que ejecute el proyecto Tía María. Un sector de la población rechaza ello y amenaza con salir a las calles

En este conflicto nunca se logró instalar una mesa de diálogo.

Pero Southern no sólo tiene un problema en Arequipa, también tiene otros en Moquegua con la población de Ilo y de Torata. Exigen una indemnización por los daños ocasionados a causa de contaminación en la década del 60.

Conflictos latentes

La población también está a la espera de una respuesta clara de parte del gobierno para el inicio de nuevos proyectos. En suma, hay 8 conflictos sociales latentes en todo el sur. 

PUEDES VER: Víctimas identifican a Monstruo del Cono Norte como su agresor

En Puno el mayor problema se podría dar en el distrito de Nuñoa, provincia de Melgar. Allí, la minera Minsur realiza trabajos de exploración en la cabecera de cuenca del río que alimenta los pueblos de dicha comuna.

Aeropuerto y gasoducto

Lo que más impacienta a las cinco regiones del sur es el estancamiento de proyectos de gran envergadura como el Sistema Integrado de Transporte del Gas (Sit-Gas), que reactivaría la economía de las regiones del sur, y el Aeropuerto de Chinchero en Cusco.

Por el Gasoducto ya se iniciaron protestas. El último jueves, la Federación Departamental de Trabajadores del Cusco (FDTC) marchó para que el gobierno reinicie las obras. En Arequipa los sindicatos harán lo propio el 20 de junio.

Gobierno debe cambiar su imagen 

ENFOQUE: Katleen Morales / Catedrática de la UCSP

El gobierno debe empezar por cambiar su imagen. Ya no son percibidos como garantes, sino como defensores de las empresas privadas.

En muchas comunidades el gobierno sólo aparece cuando hay un conflicto. Por lo general están desatendidos, no hay educación, salud o programas sociales y las autoridades llegan a negociar, y lo hacen mal.

Otra cosa en la que deberían concentrarse las autoridades es en proteger la forma de vida de las comunidades y no solo propiciar indemnizaciones ni otro tipo de pagos a cambio de la ejecución de proyectos

infografia conflictos