Humberto Morales calificó de espectáculo de fuegos artificiales el voto de confianza