¿Gasoducto? Que lo haga otro, no yo