Provías Nacional del MTC era el reino de la cutra

Ángel Páez

@larepublica_pe

19 May 2019 | 12:02 h
La Republica

AL GUSTO DEL CLIENTE. Equipo Especial Lava Jato pide cárcel para los directivos de las constructoras ICCGSA, Andrade Gutiérrez y Constructores y Mineros, por haber recibido la adjudicación de proyectos de habilitación de carreteras que superan los 2,662 millones de soles, mediante el presunto pago de sobornos a funcionarios del sector Transportes.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones informó al Equipo Especial Lava Jato que son 10 grandes obras de vías públicas las que obtuvieron las empresas ICCGSA, Andrade Gutiérrez y Constructores y Mineros, durante el periodo que según la fiscalía estas compañías formaron parte del esquema de corrupción denominado Club de la Construcción.

En total las adjudicaciones presuntamente concertadas entre funcionarios del MTC y de Provías Nacional superan los 2 mil 662 millones de soles, conforme la base de datos que dicho despacho reportó a las autoridades que investigan el caso.

PUEDES VER Dictan impedimento de salida del país al exministro del MTC, Carlos Paredes

Precisamente este lunes, el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional Permanente resolverá la solicitud de 18 meses de prisión preventiva que ha presentado el Equipo Especial Lava jato contra los representantes de ICCGSA, José Castillo Dibós; de Andrade Gutiérrez, Edgar Unzueta Zegarra; y de Javier Lei Antiucho, de Constructores y Mineros Contratistas Generales.

El caso empezó en diciembre de 2016 cuando el superintendente de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata, relató a la fiscalía la existencia del Club de la Construcción y el mecanismo de su funcionamiento que consistía en la repartija de obras públicas por parte del organismo Provías Nacional del MTC.

Como consecuencia de las declaraciones de Barata, fueron arrestados los dos operadores de la organización criminal: el lobista que vinculaba a las constructoras, Rodolfo Prialé de la Peña, y el ex asesor del MTC, Carlos García Alcázar, quien era el contacto con los funcionarios de Provías Nacional que direccionaban las adjudicaciones de las obras a cambio de sobornos.

PUEDES VER Constructoras responderán por S/ 10 mil millones en obras públicas

Convertidos en aspirantes a colaboradores eficaces, Prialé y García, como lo ha publicado La República, confirmaron lo manifestado por Barata e indicaron que las empresas comprometidas aceptaban pagar coimas de hasta un 3% del total de las obras.

 

EL MECANISMO TRUCHO

Conforme los reportes remitidos por el MTC al Equipo Especial Lava Jato, en el periodo bajo investigación -2011 hasta 2014-, ICCGSA obtuvo mediante la fórmula del Club de la Construcción 5 obras: 4 en consorcio y 1 individualmente por 1,808 millones de soles (ver recuadro).

La brasileña Andrade y Gutiérrez ganó 2 obras por consorcio, una compartida con ICCGSA (la rehabilitación de la avenida chalaca Néstor Gambetta) y una segunda por 53.4 millones de soles.

Y Constructores y Mineros, 3 obras por consorcio por 332.8 millones de soles.

PUEDES VER Solicitan prisión preventiva contra cuatro personas del Club de la Construcción

Como han explicado Barata y los aspirantes a colaboradores eficaces García y Prialé, los miembros del Club de la Construcción conseguían que los funcionarios del MTC y de Provías Nacional excluyeran a empresas que no eran parte del acuerdo clandestino y se distribuían, de forma individual o en consorcio, los proyectos más cuantiosos de construcción, rehabilitación mantenimiento de carreteras en todo el territorio nacional.

Pero el esquema de corrupción no podía funcionar sin el concurso de los funcionarios del MTC y de Provías Nacional que tenían directa injerencia en la adjudicación de los proyectos. Como ha informado La República, algunos ex funcionarios del MTC y de Provías Nacional que buscan acogerse a la colaboración eficaz, han identificado a los ex miembros de los Comités de Licitación que recibieron sobornos y diversas formas de prebendas como compensación por otorgar las obras públicas a los integrantes del Club de la Construcción.

De hecho, el pedido del Equipo Especial de Lava Jato para retener por 18 meses a los representantes de ICGGSA, Andrade Gutiérrez y Constructores y Mineros tiene como objetivo precisamente negociar la suspensión del requerimiento de carcelería, a cambio de información de los ex funcionarios del MTC y de Provías Nacional que fueron coimeados para entregar costosísimos proyectos a la argolla del Club de la Construcción.

 

LO QUE QUIERA SU SEÑORÍA

Un ex funcionario de Provías Nacional que fue citado por el Equipo Especial Lava Jato, y tuvo a su cargo fiscalizar lo que había ocurrido en el periodo 2011 a 2014, dijo a este diario: “Encontramos evidencias que el presidente y los miembros de los comités de licitación tenían vínculos con algunos representantes de las constructoras, y que frecuentemente aprobaban sus propuestas técnicas y económicas”.

También dijo que “todo lo que hacían los miembros de los comités de licitación era coordinado con sus respectivos gerentes, y estos con los viceministros y estos con el ministro de Transportes y Comunicaciones de turno”.

Aspirantes a colaboradores eficaces no identificados, y que aparentemente serían ex funcionarios de Provías Nacional que adjudicaron obras a miembros del Club de la Construcción, indicaron que sus superiores eran los que intercedían a favor de las compañías coludidas.

PUEDES VER MTC ganó arbitraje a consorcio vinculado al 'Club de la Construcción'

En la misma línea, Rodolfo Prialé y Carlos García han dicho a la fiscalía que en el periodo del ex ministro Carlos Paredes Rodríguez, el intermediario para los pagos de coimas era el hermano de este, José Paredes Rodríguez. Por eso el Equipo Especial Lava Jato también ha requerido para éste prisión preventiva pro 18 meses. Mientras tanto, el ex ministro Paredes tiene impedimento de salida del país.

Prialé y García recibían una coima de aproximadamente el 3% de cada obra asignada al Club de la Construcción, pero todavía no se ha establecido que porcentaje era lo que se les abonaba a los funcionarios de Provías Nacional y a los titulares del MTC que fueron parte del entramado.

De acuerdo con las fuentes consultadas, relacionadas con la indagación fiscal sobre el Club de la Construcción, el siguiente paso sería requerir prisión preliminar para los ex funcionarios del MTC y de Provías Nacional que cumplieron actividades entre 2011 y 2014 y que necesariamente tuvieron que haber tenido conocimiento de los hechos.

No obstante que está meridianamente comprobado que los miembros del Club de la Construcción virtualmente tenían comprado a buena parte de ex funcionarios de Provías Nacional –la entidad que otorgaba las adjudicaciones de las obras-, ninguno se encuentre detenido, mucho menos los altos directivos del MTC de quienes dependían. Solo está en la cárcel Carlo García Alcázar, un ex asesor de poca jerarquía que por sí solo no podría haber otorgado 10 proyectos a ICCGSA, Andrade Gutiérrez y Constructores por la friolera de 2,662 millones de soles. ¡Por favor!