Villarán fue internada en el Penal Anexo de Mujeres

La República
16 May. 2019 | 02:00h

Dura caída. Fue una oportunidad para las posiciones de izquierda pero todo aquello que construyó con una dilatada carrera pública lo lanzó por la borda. Quienes colaboraron con ella de manera cercana, ahora toman distancia y piden llegar hasta las últimas consecuencias.

Susana Villarán significó en un momento una esperanza para la izquierda peruana. La impensada victoria electoral que obtuvo el 2010 parecía coronar una gestión pública que, hasta ese momento, aparecía intachable.

Hasta ese momento.

" Al haber aceptado eso (el financiamiento de Odebrecht) tira por la borda una trayectoria de vida. Eso es lo más penoso de todo, ese colofón", declaró Hernán Núñez, el exteniente alcalde de la Municipalidad durante la gestión de Villarán, luego de que esta se salvara de la revocatoria.

PUEDES VER Lava Jato: Piden anular peajes adjudicados a OAS y Odebrecht

La izquierda a la que representaba Villarán era una más moderada, vinculada, incluso, con sectores cristianos, con la Teología de la Liberación.

Por eso su vida, dicen los que la han conocido, era austera, poco ostentosa, de clase media.

Siempre destacó por su defensa de los derechos humanos. En el año 2006, como candidata presidencial, cuando no había dinero brasileño rondando, visitó Madre Mía, donde Ollanta Humala fue jefe militar, para respaldar a quienes denunciaban desaparición de personas. Diez años después, fue candidata a la primera vicepresidencia con el Partido Nacionalista, junto a Daniel Urresti y también tentó una curul al Congreso.

Pocos entendían una decisión tan poco consecuente. Con lo que se conoce ahora, la especulación de que buscaba inmunidad parlamentaria cobra fuerza.

Sus antiguos colaboradores han marcado distancia y han pedido que se llegue hasta las últimas consecuencias en el proceso judicial.

" Debe realizarse una investigación exhaustiva para determinar si el contrato de Línea Amarilla o el de Rutas de Lima o sus modificatorias significaron anteponer el interés privado por encima del bien público", dijo Núñez.

Marisa Glave indicó que la exalcaldesa de Lima ocultó información y que la justificación de que aceptó dinero de Odebrecht para impedir que el Municipio sea capturado no es justificable.

"Enfrentamos la campaña del No convencidos de que enfrentábamos a una mafia, pero no se puede pedir ayuda a una mafia para enfrentar a otra", comentó Glave.

PUEDES VER Poder Judicial dicta 18 meses de prisión preventiva contra exalcaldesa Susana Villarán

Villarán pasó su primera noche en la carceleta del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de la avenida Abancay, en el Cercado de Lima.

Ayer, la Junta Técnica de Clasificación del INPE determinó que sea trasladada al Penal Anexo de Mujeres de Chorrillos.

Ahí también se encuentra recluida la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien cumple una prisión preventiva por 36 meses, desde el 1 de noviembre del 2018.

Villarán dijo hace unos días que se encontraba lista "desde hace tiempo" para ir a la cárcel. Nadie salió a defenderla públicamente. 

La clave

- Pronunciamiento. “Todas las investigaciones deben continuar hasta el final para poder cerrar este ciclo de corrupción que tanto daño le hace al país”, señaló la excandidata presidencial, Verónika Mendoza a través de su cuenta de Twitter. Pidió cambiar las reglas de la política.

PUEDES VER Caso Villarán: Anel Townsend lamenta que actos ilícitos hayan afectado campaña del No

“Es un duro golpe para la izquierda”

- Para Hernán Núñez, lo que ha ocurrido con Susana Villarán es un "golpe bastante fuerte" para la izquierda. "Hay quienes dicen que ella no era de izquierda, pero eso no es correcto. Es una discusión estéril. Esto lo que demuestra es que la corrupción puede atravesar todo el espectro político", dijo Núñez.

- Sobre la posilidad de que Villarán se haya quedado con parte de los aportes de la empresa OAS (una hipótesis de la Fiscalía), Núñez respondió que le costaba creerlo. " Siempre le vi una vida bastante austera, no le conozco más que el patromionio familiar. Me cuesta creer que parte del dinero haya sido para ella", dijo.